«Nueva York sigue siendo una ciudad tolerante, pero se siente el miedo»

Julia Solomonoff. / CITOULA
Julia Solomonoff. / CITOULA

La argentina asentada en EE UU Julia Solomonoff presenta 'Nadie nos mira', una historia de amor, emigración e identidades en la Gran Manzana

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

Habla de identidades su película 'Nadie nos mira', que hoy cierra el FICX, y a ella, argentina formada en EE UU y asentada en la Gran Manzana, le cuesta hablar de la suya propia: «Más que haciendo votos de lealtad a lo latino, me siento cómoda transitando más de una identidad», afirma Julia Solomonoff.

Nueva York, la ciudad en la que vive pero que «todavía no puedo decir que es mi lugar», es protagonista de su tercera película, como lo es también ella misma y su propia experiencia en sus primeros años en Manhattan, oculta bajo la identidad de un actor argentino que, con éxito en su país, da el salto al norte del continente buscando un éxito mayor y huyendo de un fracaso amoroso. «Uno tiene que esconderse a uno mismo cuando cuenta una historia tan personal», afirma la directora, para justificar que sea un hombre quien afronta en la ficción mil empleos y un millón de obstáculos. Aunque no fue esa la única razón, porque convertirle en niñero evitaba interpretaciones no deseadas sobre la relación con el niño al que cuida en el caso de ser mujer y le permitía también entrar en otros territorios de la gran ciudad.

HOY EN EL FICX

Jovellanos:
clausura, 20 h. 'Nadie nos mira', 22.30 h.
Antiguo Instituto:
Moctezuma-Grau. Descendencia mortal', 17 h.
Yelmo 9:
'Did you Wonder Who Fired the Gun?', 17.15 h. 'Wild Roses', 19.45 h. 'Tehran Taboo', 22.15 horas.
Yelmo 10:
'Mazinger Z Infinity', 17 h. 'Scary Mother', 19.45 h. 'Life Guidance', 22.30 h.
Yelmo 11:
'A fábrica de nada, 16.45 h. '1917. The Real October', 20 h. 'Son of Sofia', 22.15 h.
Yelmo 12:
'Manuel', 17.15 h. 'Alive in France', 20 h. 'The Prince of Nothingwood', 22.30 h.
Gijón Sur:
'Strange Birds', 12.30 h. 'Fire's Daughters', 17.30 h. 'El orden divino', 20 h. 'Game of Death', 22.15 h.
Laboral:
en el teatro, 'I'm not a Witch', 20 h. En el paraninfo, 'Carretera perdida', 19.30 horas.

Ella estudió en Nueva York, volvió a Argentina en 2001 y se instaló en 2009 de nuevo en la metrópoli en la que ha rodado. «Es una ciudad muy fotogénica y eso es un desafío. Busqué evitar los lugares comunes, que no hubiera una estatua de la Libertad, sino la mirada de la ciudad a la altura de los ojos de quien va en bicicleta», apunta Solomonoff sobre la manera en la que filmó, en la que también fue importante retratar las distintas estaciones del año en la urbe. Por cierto que la ciudad, como Estados Unidos, no vive sus mejores tiempos en la era Trump: «Siento que estamos en un momento en el que empieza algo para las mujeres y los latinos, pero al mismo tiempo es una etapa de miedo, Nueva York sigue siendo una ciudad de gran tolerancia, pero el miedo se siente», dice.

Se refiere a los temores de los emigrantes, de esos latinoamericanos de los que habla en la película, que acuden a Estados Unidos persiguiendo un sueño como el de Nico, el protagonista -al que pone rostro Guillermo Pfening-, un famoso en Argentina que se transforma en un 'sin papeles' en Nueva York, una ciudad que a sus muchos elementos casi de leyenda une el de la impronta del éxito.

Llevó tiempo y esfuerzos realizar esta cinta, reescrita en más de una ocasión, que pasó por diferentes etapas y que tuvo hasta el último momento un final incierto. Pero también es cierto que la autora de 'Hermanas' y 'El último verano de la Boyita', la madurez le ha dado paciencia. «He perdido la urgencia, he aprendido que las películas se toman su tiempo, que madurar les hace bien». Por eso en esta ocasión no se peleó con los plazos, trabajó con calma, con un equipo muy flexible, con la idea de crear una mirada real sobre los que nadie mira.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos