Pases especiales y homenajes

Desde el estreno de ‘100 días de soledad’ a las retrospectivas de Carla Simón –con su oscarizable ‘Verano 1993’–, la artista Valie Export y Elisa Cepedal

M. ROJO

El Festival de Cine de Gijón se compone de secciones sí, pero si se caracteriza tradicionalmente por algo es por aportar una visión diferente sobre el cine, películas que no se suelen ver en las salas, investigación y riesgo. Tanto que, en ocasiones, hay cosas inclasificables. De ahí que haya pases especiales, una noche innombrable –a cargo de Jesús Palacios, un clásico del FICX– y se rescate a autores por medio de retrospectivas. En esta edición habrá siete proyecciones especiales: ‘100 días de soledad’, un documental de José díaz que cuenta cómo se pasó más de tres meses completamente solo y sin tecnología alguna –más allá de tres cámaras y un dron– en un parque natural asturiano. ‘24 frames’, la última película del maestro iraní Abbas Kiarostami; la francesa ‘Amante por un día’, de Phillipe Garrel; ‘Amor y amistad’, del presidente del jurado de este año, Whit Stillman; ‘Daydreams’, de Caroline Deruas; y un clásico: ‘Grandeza y decadencia de un pequeño comercio de cine’, de Jean-Luc Godard, que será la primera vez que se pueda ver en España. También se proyectará ‘Cosas que nunca te dije’, de Isabel Coixet, junto a ‘No es tan fría Siberia’, un corto de 20 minutos de esta misma autora, que estará en Gijón este año.

Jesús Palacios ha escogido este año ‘Game of death’, de Sébastien Landry y Laurence Baz Morais, para su Noche Innombrable, una salvaje comedia juvenil. Se proyectará con ‘Fucking bunnies’, del finlandés Teemu Niukkanen, un corto sobre adoradores del diablo.

Además, hay tres retrospectivas: una de la videoartista Valie Export –que también tiene exposición– en la que se mostrarán 9 cortos que recogen sus performances y dos largos –‘Invisible adversaries’, de 1977, y ‘The practice of love’, de los años 1984 y 1985–, una crítica constante a la sociedad patriarcal, una voz feminista que reclama su lugar en el mundo.

Otro de los éxitos de este festival fue cerrar la visita de Carla Simón y su ‘Verano 1933’ antes de que se supiese que esta cinta competiría por España en la carrera por los Oscar. Es su ópera prima, y ha recibido premios en festivales de Berlín, Buenos Aires, Málaga y Estambul. Llega complementada por seis trabajos previos, en formato corto, rodados entre 2009 y 2016.

La otra dedicatoria especial de este FICX es para la creadora la asturiana Elisa Cepedal. Una apuesta que ya no lo es tanto, por el reconocimiento a su trabajo, que se compone solo de tres cortos: ‘La playa’, ‘El Desastre, tristes presentimientos de lo que ha de acontecer’ y ‘Ay pena’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos