El Comercio
Forum El ComercioFacebook Forum El ComercioTwitter El Comercio

«Hoy solo hay un mercado y para ser competitivos el tamaño de las empresas es fundamental»

  • Más de 200 personas vinculadas a la economía de la región se reunieron en el Fórum EL COMERCIO, para analizar las claves del crecimiento de las compañías asturianas

La necesidad de favorecer el crecimiento de las empresas asturianas ha pasado de ser una buena recomendación a un mantra de obligado cumplimiento que se repite en todos los discursos económicos de búsqueda de rentabilidad. Esta nueva imposición del mercado globalizado concita el interés de todos los agentes económicos de la región, que en la mañana de ayer estuvieron representados por los más de 200 asistentes al Fórum EL COMERCIO, dedicado al tamaño de las compañías como factor de competitividad. El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Francisco Blanco; el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) y de General de Alquiler de Maquinaria, Pedro Luis Fernández, y el presidente de TSK, Sabino García Vallina, coincidieron en destacar este aspecto como “fundamental” a la hora de trazar la hoja de ruta de las empresas del Principado.

  • Fórum EL COMERCIO 'El tamaño empresarial como factor competitivo'

Nadie mejor que García Vallina para glosar las ventajas del crecimiento empresarial. “Cuando empezamos en TSK nunca pensamos que sería lo que es hoy: una empresa solvente, con más de 900 empleados”, recordó. El presidente de la ingeniería glosó la evolución “firme y constante”, que la llevó de “jugar en regional a finales de los 90” a “jugar la Champions” en la actualidad. La competitividad “sustentada por el talento”, el I+D+i, la excelencia o la flexibilidad son valores que García Vallina identifica como el ADN de su compañía y que tienen mucho que ver con el tamaño. “Hoy está presente en cinco continentes y seguiremos adquiriendo conocimientos en los sectores en los que estamos y, sobre todo, en los que no”, confesó.

Un claro ejemplo que hay que ayudar a seguir. Con este objetivo, el presidente de la Fade anunció el proyecto ‘Increase’ (Incrementando el Crecimiento de Asturias Éxito), que apoya el crecimiento empresarial y los procesos de concentración y para cuya puesta en marcha la patronal cuenta con el sustento financiero de Banco SabadellHerrero –también patrocinador del Fórum-; jurídico, de Ontier y ILP Abogados, y de consultoría, con Llana y Vaciero. “Ahora no existe el mercado europeo, español o asturiano. Solo existe un mercado, así que nos enfrentamos a los retos de la globalización, la internacionalización y la eficiencia y, para todo ello, el tamaño va a importar”, insistió Pedro Luis Fernández. “La eficiencia de Alemania está en el tamaño de sus empresas (con 12,5 trabajadores de media). A empresas del mismo tamaño, las españolas (hoy, con 4,6 empleados de media) serían igual de competitivas y productivas”, amplió.

A partir de mañana, “empezaremos a ponernos en contacto con las empresas que hemos seleccionado para ver si quieren que les ayudemos a crecer. Esto es un proyecto de región”, completó el director general de SabadellHerrero, Pablo Junceda.

Otros mecanismos de consolidación y crecimiento presentó el titular de Empleo, Industria y Turismo del Principado. Él también vinculó la innovación, la internacionalización, la financiación y la capacidad de atraer y retener el talento al tamaño de las empresas. Detalló, además, el proyecto puesto en marcha por la Administración regional, más centrado en un tipo de crecimiento distinto al generado con fusiones y adquisiciones. “Nosotros estimulamos sucedáneos del crecimiento”, explicó para referirse a los clúster, los consorcios de exportación y los proyectos de innovación de empresas tractoras. “Al gran clúster del metal, que patrocina Femetal, se suman, hoy, diez consorcios de exportación que afectan a 39 empresas de sectores diferentes y, en 2016, crearemos otros cinco”, informó.

Dos horas de debate y puesta en común, para extraer conclusiones. “En Asturias aún somos un poco aldeanos en este sentido y seguimos teniendo una especie de miedo a los acuerdos. Esto tiene que cambiar”, zanjó García Vallina.