Belarmino Feito, presidente de la FADE: «Vamos a tener un grave problema de falta de profesionales en meses»

Belarmino Feito departe con Fernando Lastra y Marcelino Gutiérrez. / DAMIÁN ARIENZA

Feito defiende un modelo de FP dual como el del País Vasco o el de Austria, que responda a las necesidades de la empresa

S. B. OVIEDO.

Para Belarmino Feito, uno de los principales retos que tiene que abordar Asturias para no perder competitividad respecto a otras comunidades autónomas es la formación. Y para hacer frente al que denomina como el «eterno problema», apeló al diseño y puesta en marcha de un modelo de Formación Profesional dual que ayude a resolver la falta de mano de obra cualificada. «En los próximos meses vamos a tener un gravísimo problema de falta de profesionales en Asturias», advirtió. «Ya lo avisé en 2006 y volví a reiterarlo hace diez años. Han tenido mucho tiempo para solventarlo y, a día de hoy , estamos exactamente igual, o con el problema agravado», continuó.

Con el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, entre el público asistente a su conferencia, Feito afirmó que «sigue habiendo una gran distancia» entre la institución docente y la empresa. «Tenemos que ser capaces de determinar lo que demandan las empresas y tratar de ajustar la oferta a la demanda, evitando la fuga de talento y, de paso, evitando que se agrave el problema demográfico». Un poco más tarde y en respuesta a una de las preguntas que se le formuló, tras su discurso, acerca de las titulaciones universitarias que considera necesarias, el líder de la patronal fue un poco más allá sobre ese distanciamiento. «Hay que hacer ejercicio de conciencia: ¿Hablan las empresas con la Universidad? Es que no hablan. Primero tienen que hablar y luego, si no nos escuchasen habría que resolver ese problema». A su juicio, «entre todos tenemos que determinar qué titulaciones y en qué número vamos a demandar a la Universidad en los próximos años, y trabajarlo desde todas las asociaciones. Y no solo las titulaciones, sino las especificaciones que se necesitan».

Preguntado también por las dificultades de implantar en Asturias la FP dual debido al tamaño de las empresas, Feito dijo que «no hay demasiadas cosas que inventar. Solo hay que ver qué territorios tienen características similares y comprobar cuál funciona y adaptarlo aquí. No hay más que recurrir al copia y pega. En el País Vasco tienen un modelo de FP dual que parece que funciona y también podría adaptarse a Asturias el modelo austriaco».

La fuga de talento

En su conferencia y para hablar de la Asturias que le gustaría, Feito hizo referencia a su hija de 25 años, quien, tras una carrera «brillante», lleva un año trabajando en Madrid. Confesó que a él le gustaría que volviera y pudiera desarrollar su carrera profesional «en una región que progresa, que da cabida al talento que forma, que está en constante desarrollo y que es un referente en el índice de progreso social». Para que su hija y los jóvenes que lo desean también puedan desarrollar su talento en Asturias «hay que tener en cuenta de dónde venimos».

En ese punto, el presidente de Fade tiró de hemeroteca y de datos: «Somos una región con un pasado y una tradición industrial, basada en la empresa pública y de sector primario, sin profundizar en la industria manufacturera, que es la que genera empleo y riqueza. Al principio de la década de los 90 había 70.000 funcionarios y 20 empresas públicas con 50.000 trabajadores, un tercio de la masa laboral. Era una Asturias cómoda, poco competitiva, en la que hubo que abordar profundas reconversiones. Asturias lleva 30 años ininterrumpidos a la cola del crecimiento económico en España, y hoy tiene una tasa de ocupación del 44%, diez puntos por debajo de la media española y la quinta con mayores salarios: «Hay un diferencial de 20 puntos entre la producción per cápita y la renta por habitante». Belarmino Feito confesó, con todo, que pese al «realismo de los datos», el potencial de Asturias le hace ver el camino con «optimismo».

En el turno de preguntas posterior a su conferencia, se refirió al acuerdo de concertación y dijo que lo ve como «una herramienta válida solo si somos capaces de medir sus resultados». Comentó que ya trató sobre este asunto con el presidente del Principado, Javier Fernández, en la primera reunión que ambos mantuvieron tras asumir Feito la presidencia de Fade, y aseguró tener su compromiso de que, a lo largo de este mes, se les informará sobre el punto de partida en esta materia.

Respecto a la prórroga presupuestaria en Asturias, Feito lamentó que los asturianos tengan que pagar «las pugnas políticas». Y en lo tocante al salario social, el presidente de Fade se mostró a favor de su aplicación, «pero bien entendida, como una necesidad coyuntural, no como un medio de vida. Hay que estar vigilante porque a veces va ligado al intrusismo ya la economía sumergida», advirtió.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos