«Instalar el tercer hilo en la variante de Pajares es muy complicado»

El futuro del transporte ferroviario en Asturias, en el Fórum EL COMERCIO / Daniel Mora

Los participantes en el Fórum EL COMERCIO sobre el futuro ferroviario de Asturias reclaman «voluntad política» para abrir los dos túneles

MARCO MENÉNDEZ

Empresarios y técnicos en infraestructuras ferroviarias debatieron en el Fórum EL COMERCIO sobre el futuro de este tipo de transporte en la región y si dejaron una postura común es la de la necesidad de que haya voluntad política para abrir los dos túneles de la variante de Pajares lo más pronto posible, como máximo en dos o tres años. Pero también pusieron sobre la mesa sus discrepancias sobre el tratamiento que han de tener las mercancías en la nueva infraestructura. Hubo quien abogó de la necesidad de que este tipo de tráficos tengan una vía propia, incluida la actual rampa de Pajares, y quien prefiere que tanto los trenes de viajeros como de mercancías discurran por vías de ancho internacional, máxime teniendo en cuenta que según la normativa europea todos los ferrocarriles españoles habrán de utilizar vías estándar en el año 2030.

Pero la tercera posibilidad, como es la instalación de un tercer hilo en la variante ferroviaria, no consiguió apoyos; más bien todo lo contrario. Avelino Acero, exdirector general de FCC, una de las empresas que construyó los túneles, indicó que “el tercer hilo es muy complicado, porque presenta problemas en los desvíos y las catenarias. Cualquier experto en explotación ferroviaria te dice que es un horror. Sí sería bueno tener traviesas para los dos anchos, con el fin de hacer el cambio de ancho de vía en un momento determinado. El cambio de catenaria se puede hacer por las noches, con la vía en explotación”. En su opinión, lo que hace prácticamente inviable el tercer hilo es la muy difícil convivencia de dos catenarias, una de 25.000 voltios (ancho internacional) y otra de 3.000 (ancho ibérico) sobre un mismo trazado.

Alberto González, director general de la Federación Asturiana de Empresarios, reclamó la necesidad de que Asturias forme un frente común en sus reivindicaciones ante el Ministerio de Fomento y recordó que han formado una alianza con empresarios gallegos, leoneses y cántabros para exigir una mejor conectividad para todo el Noroeste ibérico. Llevaron el asunto a Madrid, pero “nos indicaron que los recursos son los que son y los periodos de planificación son los que son. Aseguraron que en futuras revisiones de la planificación lo tendrían en cuenta”.

Más positivo se mostró Félix Baragaño, presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, quien apuntó las “oportunidades que tenemos, con los dos túneles perforados. Tenemos unas potencialidades impresionantes para aumentar nuestra capacidad de exportación, mejorando el fundamental acceso a Madrid y nuestro acceso desde la capital para sectores como el turismo”.

De tráficos de mercancías habló Adolfo Vega, responsable de logística de Arcelor Mittal, para quien “la velocidad no es relevante. Lo que necesitamos es capacidad de transporte, fiabilidad, regularidad y un buen coste”. En su opinión, el cambio de sus convoyes a ancho de vía internacional supondría un gasto demasiado elevado en la adaptación de todo el material móvil del que dispone la empresa, pasando del ancho de vía de vagones y locomotoras hasta el cambio de estas últimas de los actuales 3.000 voltios a los 25.000 del ancho europeo. En su opinión, “es importante tener vías de mercancías únicas, porque ante cualquier eventualidad estamos despriorizados frente a los viajeros”. Y puso como ejemplo que si se queda interrumpida la comunicación con la meseta durante cuatro días, las factorías de Arcelor Mittal deberían detener su producción “porque no tenemos espacio para seguir produciendo y mantener los productos a la espera”.

Jorge Luis Rodríguez es director de Proyectos de Ingeniería de Vectio y en su opinión la inversión en ferrocarril es muy inferior a la realizada en carreteras, con lo que el primer modo de transporte queda relegado. Recordó que en 2030 todos los ferrocarriles españoles deberán tener ancho internacional, por lo que reclamó que se aproveche ya para que llegue hasta Gijón y el puerto de El Musel. Pero también pidió unas mejores Cercanías: “No se entiende que entre Oviedo y Gijón no haya trenes de cercanías continuos cada quince minutos para que los pasajeros se puedan mover cuando lo deseen. Ahora lo hay cada 30 minutos, que es un servicio inaceptable. Incluso, Alsa lo tiene cada diez minutos en las horas punta”.

El ingeniero de Caminos Ignacio García-Arango apuntó a los problemas del sistema ferroviario a “la gestión. Hemos de tener en cuenta que el transporte es intermodal” y recordó la necesidad de poner en marcha el metrotrén de Gijón, “que valdría como un metro conectando El Bibio con Llamaquique”.

En el Foro EL COMERCIO también se quiso poner en valor la importancia de que las vías en ancho internacional lleguen a los puertos de Avilés y El Musel, para aprovechar las oportunidades que ofrecen el nuevo Canal de Panamá y el inicio de las navieras chinas de realizar sus viajes por el norte de Europa, es decir, aprovechando el deshielo del Ártico.

Fotos

Vídeos