Los puertos del Norte reclaman un tren de ancho internacional por la cornisa

Piden aportaciones económicas para no perder competitividad frente a las dársenas de la vertiente mediterránea

MARCO MENÉNDEZ

El futuro del Noroeste español está en juego. Los corredores logísticos y de transporte prioritarios para la Unión Europea dejan fuera a León, Cantabria, Asturias y Galicia, por eso la iniciativa de las patronales de estas regiones de crear una Plataforma para el Impulso de la Logística del Noroeste fue ayer uno de los asuntos centrales que se abordaron en el Fórum EL COMERCIO sobre 'Puertos del Norte', que contó con la presencia del presidente de Puertos del Estado, José Llorca, y de los responsables de las autoridades portuarias de Bilbao, Asier Atutxa; Santander, Jaime González; Vigo, Enrique López; Gijón, Laureano Lourido, y Avilés, Santiago Rodríguez, y moderado por el director de EL COMERCIO, Marcelino Gutiérrez. Y la iniciativa de este 'lobby' empresarial recibió una grata noticia, como fue el anuncio de José Llorca de que el Gobierno respaldaba el proyecto. Pero es que los responsables de los puertos del Norte van más allá y reclaman un ferrocarril con ancho internacional que recorra la cornisa, desde Bilbao hasta Vigo, para garantizar la intermodalidad de las dársenas del Norte, frente a la pujanza del Mediterráneo.

La propuesta la lanzó el presidente del puerto de Santander, Jaime González, que antepone al corredor Bilbao-Lisboa «un corredor cantábrico de ancho internacional y no tener un tren de juguete (en referencia a Feve), que no presenta un servicio comparable al que existe en Europa» dirigido al transporte de mercancías y la intermodalidad portuaria. En su opinión, esa conexión entre Bilbao y Vigo sería «atractiva para cualquier internacional, porque ahora el Noroeste quedamos descartados en cualquier auditoría de estas empresas».

El presidente del puerto de Gijón, Laureano Lourido, cree que esta conexión es más importante que «la línea hacia León, porque lo atractivo para el Noroeste es el corredor atlántico». Por ello, asegura que «tenemos que apostar por esa conexión ferroviaria. Antes se hablaba de distancias para ser competitivo, pero ahora es el tiempo y el coste. Sin la variante de Pajares, es imposible».

Santiago Rodríguez Vega, presidente del puerto avilesino, apuntó que «cualquier puerto no tiene futuro sin una buena red de comunicaciones». Aunque reconoce que su actividad portuaria está centrada en las empresas asturianas más cercanas, Rodríguez Vega indicó que «es básico para no tener una dependencia del entorno más próximo». «Nos interesa formar parte de esa conexión interportuaria para tener más elementos de futuro».

Para el presidente del puerto de Vigo, Enrique López, actualmente el ferrocarril no es lo más importante para un puerto, «pero sí lo será dentro de cinco años». Y es que reclama del Estado que no invierta en los puertos más pujantes, sino que «tiene el deber de equilibrar las economías. No podemos estar como estamos. Hay que desarrollar el ferrocarril porque si las empresas de tráfico transoceánico perciben esfuerzos, dirigen sus inversiones de otra manera. Los puertos sin el ferrocarril estamos condenados a la muerte», sentenció.

Hasta el presidente del puerto de Bilbao, Asier Atutxa, que sí está incluido en el corredor atlántico de la UE, cree que «a la hora de la verdad se requiere de un impulso más serio». Apuntó que «aquellos puertos sin una conexión potente e intermodalidad se van a ver apartados de la dinámica global y van a sufrir mucho. Aún queda mucho por hacer, aunque Bilbao esté pintado en el mapa» de la UE.

EN CONTEXTO

Mejorar el ferrocarril

Puertos del Estado es consciente de esa necesidad de mejora en las conexiones portuarias en el Noroeste del país. Su presidente, José Llorca, dijo que «los puertos no son nada sin una buena conectividad. Apuesto por el ferrocarril de mercancías. En España tenemos unas cuotas de transporte ferroviario muy pequeñas por el propio funcionamiento de los operadores. Tenemos que conseguir que sea eficiente desde el punto de vista de la libertad de mercado». Y apuntó distintos aspectos que se han de mejorar en este tipo de transporte, como son «trenes más largos, señalización para trayectos nocturnos, circulaciones con un solo maquinista, etcétera». Además, se mostró convencido de que «en los puertos del Norte hay que trabajar en este sentido, en igualdad competitiva respecto del ferrocarril y con tráficos que no se vayan a otros países por los controles de frontera», en referencia al puerto portugués de Leixoes.

Todo este debate partió de la reciente creación de la Plataforma para el Impulso de la Logística del Noroeste. Todos los puertos presentes en el fórum de ayer mostraron su respaldo inequívoco y también José Llorca dejó claro el apoyo del Estado: «No nos podemos limitar al corredor Bilbao-Lisboa. Apoyo a la plataforma que se ha creado». Es más, explicó que «en el Gobierno creemos que la potenciación del corredor atlántico del Noroeste español tiene que dejar de ser una asignatura pendiente». Apuntó que en la actualidad España no es receptora de grandes fondos comunitarios, por lo que reclamó «colaboración entre todas las administraciones», incluso con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias.

La necesidad de crear esta plataforma fue puesta sobre la mesa por Pablo Junceda, director general de SabadellHerrero, que considera fundamental la conexión de las regiones afectadas con el corredor atlántico. En caso de no hacerlo, considera que «nuestros puertos, nuestra economía, nuestra sociedad y nuestras empresas comenzarán un lento pero inexorable viaje hacia ninguna parte que nos llevará a todos hacia la estación del olvido, esa en la que no suelen parar los trenes de la abundancia y del crecimiento económico».

El director general de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Alberto González, explicó que «el problema que tenemos es que todos los tráficos de España y el eje comercial de la mejor logística se desplazarán al Mediterráneo, con lo que perderemos competitividad». Por eso, el objetivo es que «el corredor ferroviario tenga conexión con todos los puertos de la Cornisa Cantábrica», con el fin de «tener las mismas condiciones de competitividad que otras zonas de España». Por ello, el representante de la patronal invitó a asociaciones, sindicatos, partidos políticos y administraciones a sumarse a esta plataforma.

El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Francisco Blanco, considera esta iniciativa importante para el empresariado: «Lo que queremos es que la industria asturiana tenga unas buenas comunicaciones para que nuestras empresas no se queden al margen». También mostró su respaldo la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, quien, tras indicar que «estamos a la cola de todo», señaló que «todas las administraciones debemos adherirnos a la plataforma, porque lo que pide es el progreso del Noroeste. Es una causa común y hemos de tener la voluntad de unirnos».

Fotos

Vídeos