«Podemos elegir entre más tipos de manzana para hacer una sidra mejor»

ANDRÉS CANAL. GERENTE DE SIDRA CANAL

«La sidra vasca tiendea parecerse un pocoa la asturiana, perocreo que no va a llegara hacernos sombra»

MARCO MENÉNDEZ

Sidra Canal es muy del gusto de los gijoneses. Así lo atestigua el hecho de que por segunda vez consecutiva se haya hecho con el Premio del Público de la Fiesta de la Sidra Natural de Gijón. Se trata de uno de los llagares tradicionales del municipio. Creado en la parroquia de Lavandera, a partir de una pequeña producción propia de manzana, en 1955, hoy cuenta con tres grandes naves y 41 toneladas de los que salen sus caldos de las marcas Canal y El Santu, ésta última con denominación de origen. Su gerente, Andrés Canal, no puede ocultar su satisfacción por este reconocimiento del público.

–Segunda vez que Sidra Canal se hace con este premio.

–Es muy importante para nosotros. El público la puede probar y pedirla en las sidrerías.

–Durante la presentación de la cosecha de este año se decía que la sidra era fresca y afrutada. ¿Cómo es la que produce Sidra Canal?

–Nuestra sidra tiene sus peculiaridades. Una vez que la pruebas, ves que es afrutada y tiene unos olores aromáticos y frescor. Creo que al beberla encuentras todo lo que se necesita para conseguir una buena sidra.

–Una de sus marcas, la de El Santu, lleva un nombre muy importante en las sidras de Gijón.

–Es nuestra sidra de denominación de origen. El nombre viene de Lavandera, donde estamos ubicados. Lo pusimos porque era el nombre con el que se conocía antes a nuestros abuelos. Hace muchos años, en los pueblos se le ponía un nombre a cada casa y por eso escogimos este para nuestra sidra.

–¿Qué le parece que la Denominación de Origen haya decidido aumentar las variedades de manzana asturiana que admite para elaborar sidra?

–Es muy bueno, porque podemos elegir entre más tipos de manzana para hacer nuestra sidra. Estoy convencido de que de esa manera saldrá mucho mejor el caldo, por las diferentes mezclas que se podrán hacer.

–¿De dónde procede la manzana que utilizan en Sidra Canal?

–El 90% de nuestra manzana es de procedencia asturiana y acogida a la denominación de origen. Siempre tratamos de mantener que la mayoría procedan de nuestro entorno, de las cercanías del municipio de Gijón.

–Hay productores que consideran que las manzanas que se producen en zonas de montaña, especialmente en tierras calizas, aportan más sabor a la sidra. ¿Qué le parece?

–Son tan buenas las manzanas de la montaña como las de la costa, pero una buena mezcla de ambas es lo que augura un buen caldo.

–Parece que hay mucho trabajo detrás de la elaboración de una botella de sidra. ¿Cree que el público es consciente de eso?

–La sidra es bastante complicada. Necesita de muchos cuidados y también de muchas variedades de manzana.

–Además, la forma de elaborarla ha cambiado en los últimos años. Ya no parece tan importante la ‘madre’ de los toneles, ¿no es así?

–El proceso es un cúmulo de todo. Con el tiempo, vamos modernizándonos y en los llagares tenemos más maquinaria para poder hacer las cosas mejor. Por ejemplo, con toneles de acero inoxidable y de fibra de vidrio, que son muy buenos porque son más fáciles de lavar que los de madera. Pero todo es un cúmulo de circunstancias para intentar hacer la mejor sidra posible.

–¿Cómo ve el futuro?

–La sidra es la bebida de Asturias y fuera de aquí es muy desconocida. Se vende en Asturias y poco más. Creo que según vayamos abriendo caminos a otros lugares, tendrá más aceptación. Lo primero que tenemos que hacer es salir de Asturias y después, a Europa, aunque hay gente que ya se animó y ha empezado a vender algo en Estados Unidos.

–¿Cree que puede hacer daño a la sidra asturiana la que se produce en el País Vasco y su fuerte política de promoción?

–Cada sidra es distinta. La suya tiende a parecerse un poco a la asturiana, pero creo que no va a llegar a hacernos sombra. En el País Vasco, casi todos los llagares tienen su establecimiento de hostelería, con lo que venden casi toda la producción allí. Ahora tratan de salir a otras regiones, pero creo que no nos afectará mucho.

–Entonces, ¿tranquilidad?

–Sí.

Fotos

Vídeos