El Comercio
Gastronomía
Un momento de la cata de Rioja Alta en Casa Lobato.
Un momento de la cata de Rioja Alta en Casa Lobato. / Alex Piña

Los vinos de Rioja Alta y de Oporto, a prueba en Asturias

  • Día de catas y maridajes gastronómicos con Gijón y Oviedo como escenario

En la capital,la distribuidora Méndez León ofreció el martes una degustación de sus vinos a cien hosteleros, amigos y gourmets, «tratando de transgredir» y tomándose los caldos «al revés».Hay mucho escrito, pero aún así comenzaron por el blanco Lagar de Cervera de 2014, para después regresar a 1997 con ‘904 GranReserva’.Por el medio, ‘890 Gran Reserva’ de 2001 y ‘Viña Ardanza Reserva 2005’. ‘Regreso al futuro’ es el nombre de la cata que, junto a Jamones Carrasco, se vivió en el restaurante Casa Lobato deOviedo. Por su parte, enGijón, la D. O.

Oporto ofreció a distribuidores, sumilleres y críticos un menú degustación en el restaurante Auga, de Gonzalo Pañeda, en el que el chef combinó platos como la tosta de anchoa, queso y sopa de sandía y albahaca, la croqueta de sabadiego, la vieira asada con coliflor trufada y manzana verde, el cochinillo confitado de su jugo con arandanos o el chocolate con jengibre y menta con elOporto Cruz Pink, el Reserva EspecialPocas, elRP10 de Ramos Pinto, elBarros cosecha de 1974 o los vintage Downs o Sandeman.