El Comercio
Gastronomía

Seis vinos españoles de menos de 20 euros, entre los mejores del mundo

Seis vinos españoles de menos de 20 euros, entre los mejores
  • La lista anual de Wine Spectator incluye entre sus 100 referencias diez vinos españoles: cuatro riojas, dos riberas, dos bierzos, un Vino de la Tierra de Castilla y León y un Valdeorras

Las listas pueden ser subjetivas, pero la honestidad también es una gran cualidad de la puede presumir y presume, tras 27 ediciones, el top 100 de la revista Wine Spectator. Es una de las revistas más influyentes del mundo vinícola a nivel mundial (particularmente en Estados Unidos) y permite una aproximación a vinos clásicos españoles. Se le podría achacar que, por depender en exceso de las disponibilidades de exportación, los vinos seleccionados quedan restringidos a los que comercializan grandes o muy reconocidas bodegas, sin apenas sorpresas de pequeños productores. En este sentido se podría decir que es una lista fiable, pero no chispeante.

Con todo, la lista está basada no solo en la calidad determinada por sus catadores sino también en relación con el precio de la botella y su disponibilidad, lo que le convierte en una fuente útil a la hora de tomar decisiones por parte del consumidor. Quedan fuera las rarezas inaccesibles o carísimas que podrían colmatar un listado elaborado exclusivamente en atención a la calidad del vino, de poca utilidad para el grueso de los aficionados. Fuentes del sector aseguran que aparecer en el listado significa un empujón a la exportación: «A las pocas horas de hacerse pública importadores de todo el mundo te contactan para preguntar por el vino y su disponibilidad… Es una referencia a nivel internacional», certifican.

En la centena elegida por los críticos de la publicación se han colado esta vez 10 vinos españoles. Cuatro riojas (uno de ellos blanco), dos riberas, dos bierzos, un valdeorras y un vino de la tierra de Castilla y León. En la lista de 2014 no aparecía ningún ribera, pero este año uno de los dos presentes encabeza la participación española. Aalto, el vino emblemático de esta bodega, por debajo de los 30 euros, es la sexta mejor apuesta mundial de una clasificación que lidera Au Paradis, cabernet de Napa Valley de Peter Michael Winery. El resto de vinos españoles nombrados son Abadia Retuerta Selección Especial son (Vino de la Tierra de Castilla y León, puesto 15); LAN edición limitada (Rioja, puesto 23); Dominio de Tares Cepas Viejas (Bierzo, puesto 30); Viña Godeval Cepas Viellas (Valdeorras, puesto 36); Pétalos (Bierzo, puesto 53); Imperial (Rioja, puesto 56); Finca San Martín (Rioja, puesto 58); Hacienda Monasterio (Ribera del Duero, puesto 69) y Capellanía (Rioja, puesto 80). Seis de ellos están por debajo de 20 euros en el mercado español, lo que les convierte en un ramillete de opciones preciso y accesible para ir preparando la bodega de cara a las fiestas navideñas.

Puesto 6. Aalto 2012, Ribera del Duero

27,50 euros

Aalto es el vino emblemático de la bodega fundada en 1999 por Mariano García (Mauro, Vega Sicilia) y Javier Zaccagnini. Es un vino de un gran equilibrio y complejidad, lleno de fuerza y personalidad, que debe sus virtudes a unas magníficas uvas de la variedad tinta fina (tempranillo), a una diversidad de suelos y a la vasta experiencia de García, el enólogo que durante treinta años fue el responsable de la elaboración de los vinos de Vega Sicilia. La bodega controla 110 hectáreas de viñas viejas con clones antiguos de Tinto Fino, de muy bajo rendimiento y excepcional calidad, situadas en siete municipios diferentes de la Denominación de Origen.

Puesto 15. Abadia Retuerta Selección Especial 2011. Vino de la Tierra de Castilla y León

18,90 euros

Es el vino de Abadía Retuerta más conocido mundialmente. Producido a partir de la selección de las mejores uvas de cada uno de sus pagos, combina la riqueza del tempranillo y la elegancia del cabernet sauvignon. «En cada nueva añada debe convertirse en el mejor resumen posible de las 54 parcelas de viñedo que se cultivan en la finca de Abadía Retuerta, y de sus principales variedades: Tempranillo (o Tinto Fino, como se la conoce también en esta zona de Castilla y León), Cabernet Sauvignon y Syrah», afirman en la bodega. De color rojo oscuro, nariz limpia, compleja y fresca, de entrada tiene un intenso toque frutal, de frutos rojos. «Los 94 puntos que ha obtenido el vino por parte de la influyente publicación norteamericana Wine Spectator han sido una gran recompensa a un trabajo que creemos muy bien hecho».

Puesto 23. Lan edición limitada 2011. Rioja

29,90 euros aprox.

Desde 2007 diversas cosechas de este vino riojano han recibido excelentes puntuaciones por parte de Wine Spectator, con calificaciones superiores a los 90 puntos para las añadas de 2008 y 2009. Además, las cosechas de 2004 y 2006 fueron también seleccionadas entre los 100 vinos top de todo el mundo por la revista.

'Lan Edición Limitada 2011' (el nombre con el que se comercializa 'Lan A Mano' en Estados Unidos) es, en opinión del comité de cata de Wine Spectator, un «delicioso tinto que presenta aromas vivos y maduros a moras, con toques especiados, tostados y minerales». «Denso, con taninos sutiles y potentes, y fuerte acidez. Un gran vino que muestra energía y estilo», añade la publicación, que recomienda beberlo desde ahora hasta 2031.

Puesto 30. Dominio de Tares, Cepas Viejas 2011. Bierzo

12,95 euros aprox.

El bierzo y su uva característica, la mencía, gana posiciones en el mercado español, pero también en el internacional, que está descubriendo los vinos redondos, sedosos, frutales, alguien diría que femeninos, que son característicos de la uva predominante. La prueba es que Wine Spectator incluye dos en su top 100 (el año pasado había uno). Este Dominio de Tares Cepas Viejas es una de las referencias más fiables de la denominación, un vino redondo un vino de los que gusta a todo el mundo. Se elabora con uva mencía de cepas de más de 60 años, de viñedos que crecen en terrazas y laderas con suelos de grava y pizarra, situación que contribuye a su madurez y elegancia.

Puesto 36. Viña Godeval 2013, Valdeorras, Godello

14,50 euros aprox.

Lo mismo que hemos señalado para el Bierzo sirve para una comarca muy cercana, Valdeorras, singularmente ligada al vino blanco que aporta la uva godello, muy popularizada últimamente en el vino de consumo habitual en bares y restaurantes en todo el país. Godeval 2013 es una de las buenas referencias de la región. Para los críticos de la publicación anglófona, este Viña Godeval es un blanco «seductor» y de paladar aterciopelado con ricos aromas a coco, melón y sabores ahumados.

Puesto 53. Pétalos del Bierzo 2013. Descendientes de J. Palacios

14,40 euros aprox.

Otra vez un bierzo y, en esta ocasión, uno de los grandes vinos básicos de la denominación: el Pétalos de la familia Palacios, una saga que en esta comarca firma otras botellas de precio y estatus mucho más elevado como La Faraona o Corullón. Pero éste es todo lo que se le puede pedir a un vino básica de la gama del bierzo, un vino que llama a la puerta de los borgoñas y que apenas tiene rival en su rango de precio. Pétalos se elabora con uva de cepas muy viejas, plantadas a altitudes muy elevadas, en el término de Corullón. «Nace con unas condiciones ya muy específicas, a pesar de estar concebido, como sucede en Borgoña, como un vino regional, un vino de introducción al Bierzo», señalan en una conocida tienda online española sobre este superventas.

Puesto 56. Cvne Imperial Reserva 2010

21,90 euros aprox.

Cvne es puro rioja y no sorprende que entre el limitado ramillete de referencias manejadas por Wine Spectator en su lista anual de haya casi siempre un representante del grupo riojano. De este Imperial todo lo que se diga suena a perogrullo. Ejemplifica los riojas de alta expresión, complejos, válidos para cualquier ocasión, fiables, de gran calidad a precio contenido. Un puente entre la tradición y el futuro, una muesca en el buen hacer sostenido. Es quizá el más representativo de la bodega, con su nariz repleta de fruta madura y del característico toque de la uva tempranillo apoyada por pequeños porcentajes de graciano y mazuelo, todas procedentes de la subzona de la Rioja Alta. Es un 92 Parker.

Puesto 58. Finca San Martín 2012. Torre de Oña

6,50 euros aprox.

Otro excelente vino de gama básica (y el de precio más contenido) que se cuela en el top 100 mundial de Wine Spectator. Con un precio en tienda próximo a los 6 ó 7 euros, este Finca San Martín es también el único Rioja Alavesa de la lista. Se elabora en la bodega Torre de Oña, un chateaux a las afueras de Laguardia donde se ha buscado siempre el concepto de 'terroir', de especificidad, de terruño, precisamente lo que muchos reivindican ahora para esta subzona de la DOC riojana. «Supone un reconocimiento muy importante para esta referencia y, en general para la bodega de Torre de Oña donde, desde hace muchos años, desarrollamos un importante trabajo de estudio de las fincas con técnicas avanzadas, una exhaustiva parcelación y una vendimia y elaboración especialmente selectiva», indican desde la bodega. «Lo que buscamos en los dos vinos de la casa (Torre de Oña Reserva y Finca San Martín) era elaborar unos vinos que verdaderamente expresaran las características del suelo donde está ubicada la bodega. Un suelo excepcional, que aporta una mineralidad única y que solo puede encontrarse en ese sitio», garantizan. La tipicidad de la Rioja Alavesa unida a un terruño único. Finca San Martín es un vino de Crianza que desborda frescura, potencia y fruta.

Puesto 69. Hacienda Monasterio, Ribera del Duero

27,90 euros aprox.

Hacienda Monasterio es una finca situada entre Pesquera y Valbuena del Duero. Fue fundada en 1991, y desde entonces Peter Sisseck (Dominio de Pingus, autor de uno de los 100 puntos españoles de la Guía Parker) dirige la bodega y la viña. Y con tal apellido al frente, extraño es que sus vinos no tengan repercusión mundial. Este crianza es un claro exponente de las referencias de la bodega, que integran a la perfección la fuerza de la Ribera con la armonía y la elegancia propia de los grandes vinos.

Puesto 80. Capellanía. Marqués de Murrieta Viura

19,60 euros aprox.

Y un blanco de Rioja, para terminar. Pero no un blanco cualquiera, sino un clásico firmado por otra de las bodegas centenarias de la denominación, Marqués de Murrieta, de la que salen también los tintos como el Castillo de Ygay seleccionado por Wine Spectator el año pasado. Con Capellanía, este blanco de viura, la enseña riojana compite en las mismas ligas que López de Heredia y sus clásico blancos de crianza, complejos, ambarinos y estructurados. Más que para aperitivo, un blanco para desarrollar matices durante toda la comida y también con una buena capacidad de guarda.

Temas