http://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg
MARÍA JOSÉ FERNÁNDEZ CAMPOS

«Muchas empresas extranjeras están interesadas en nuestros alumnos»

«Muchas empresas extranjeras están interesadas en nuestros alumnos»
DIRECTORA DE LA ESCUELA DE HOSTELERÍA Y TURISMO DE ASTURIAS

«Lo cierto es que los concursos como ‘Masterchef’ no nos benefician,porque dan un concepto de la cocina que luego tenemos que pulir mucho»

Elena S. Herrero
ELENA S. HERRERO

María José Fernández Campos, directora de la Escuela de Hostelería y Turismo de Asturias, tiene muy claras cuáles son las capacidades y aptitudes que debe tener un alumno diez: «Ser atento, mantener siempre la ilusión y ser trabajador». Al menos eso le dice su experiencia, pues lleva veintitrés años dedicándose por completo a esta escuela. Primero como profesora, luego como asesora de formación profesional y en la actualidad dirigiendo esta entidad.

–Pronto se inicia el nuevo curso.

–Sí, las clases empiezan ya el próximo 21 de septiembre.

–¿Para este curso se espera alguna novedad?

–Bueno, nosotros mantenemos casi siempre lo mismo, es decir, los ciclos de grado medio (cocina, pastelería y servicios de restaurante y bar) y los ciclos de grado superior (dirección de cocina, dirección de servicios, agencia de viajes y gestión de eventos, guía turístico y alojamientos turísticos). En realidad, no podemos crecer más porque no tenemos más espacio, ni más aulas... A lo largo del año, pasan más de 1.300 alumnos por el centro. Este año hay una oferta de 900 alumnos de formación inicial.

–¿Cómo es la situación del sector de hostelería en Asturias?

–Nuestro alumnado tiene buena formación profesional y sale muy bien. Normalmente la mayoría de los alumnos que quieren trabajar encuentran trabajo, sobre todo en la parte de hostelería. Además, otra cosa que hay que destacar es que estamos abiertos a Europa, pues participamos en proyectos erasmus. Muchos de nuestros alumnos van a Italia, Portugal Finlandia, Grecia, Francia... Hay un porcentaje muy alto de empresas en el extranjero que dice que nuestros alumnos son muy buenos y los quieren con ellos trabajando.

–¿Diría que la reciente ‘turismofobia’ está afectando a todo este sector?

–Todavía no hemos detectado nada, pues como le dije tenemos mucha demanda. Lo que es cierto es que los concursos como ‘Masterchef’ no nos benefician porque dan un concepto de la cocina que luego tenemos que pulir mucho. Me refiero a que hay que tener especial cuidado con la manipulación de alimentos. Además, no se pueden llevar anillos, pendientes, pelo suelto... Allí salen de cualquier manera. Y otra cosa es que muchos piensan que van a ser ‘cocinitas’, pero antes de eso hay que trabajar mucho y demostrar que eres diferente, porque cocineros pueden salir muchos, pero buenos muy pocos.

–La cocina ha evolucionado mucho en los últimos años. ¿Ha cambiado también la forma de enseñar?

–Tenemos una programación marcada y seguimos una cocina tradicional. Pero es cierto que a los alumnos les interesa la innovación, preparar platos llamativos... Los estudiantes pueden proponer lo que les interesa, pues los profesores están abiertos a todo.

–¿Que podría decir de las nuevas generaciones? ¿Son tan competitivas como, por ejemplo, la generación de los Moran o Nacho Manzano?

–No puedo decir que la mayoría. Eso sí, en todos los cursos siempre hay algún alumno que destaca por alguna característica. Todos los años sale alguien con un futuro prometedor.

–Muchos grandes cocineros han salido de la Escuela deHostelería y Turismo de Asturias.

–Sí, la gran mayoría ha salido del centro. Después han ido a formarse con grandes cocineros. Lo que ocurre es que a veces estas personas se olvidan de las bases, de dónde vienen.

–Según su criterio, ¿cuáles son las cualidades que debe tener un buen alumno para destacar?

–Tiene que gustarle mucho lo que hace, porque todos sabemos que el trabajo de cocinero es muy duro y además hay muchos en el mercado. Tienen que dedicar muchas horas, tener ilusión, saber innovar, ser diferentes al resto y, también, tienen que transmitir mucha energía y sonrisas.

–¿Eso sería para usted un alumno diez?

–Sí, una persona que reúna todas esas características y que sepa atender a los clientes sería un alumno diez.

Fotos

Vídeos