http://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Gijón está de sidra durante diez días

Ya rueda el ‘sidrobús’, con una primera parada en el Centro Ángel de la Guarda por el Día Mundial de la Parálisis Cerebral

ANA SOLÍSGijón

Hace algunas semanas, grandes bidones de sidra aparecían en parques y rotondas. El motivo, una celebración. ‘Gijón de sidra’, ya festeja, con esta, su novena edición, que arranca hoy hasta el próximo 15 de octubre. De esta manera y durante once días, la ciudad se pone a los pies de su líquido más famoso: la sidra. El primer culín se servirá hoy a las 13 horas, en la sidrería La Fueya de Tomás (Marqués de Urquijo, 12), la misma que el año anterior se alzó como ganadora del premio a la ‘Mejor Sidrería’, donde ya se empezará a palpar el buen ambiente que generan estas jornadas.

Y para llegar aquí, y a las demás sidrerías, que mejor forma que hacerlo a lomos del ‘sidrobús’, un habitual en estas jornadas. Presentado ayer de forma oficial, chigrereros, llagareros, patrocinadores y miembros de la organización aguardaron su llegada en la plaza Mayor. Todos ellos se subieron a él para hacer una primera parada. Una muy especial, el centro Ángel de la Guarda-ASPACE de Gijón. Con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral, quisieron desplazarse hasta allí para dar una sorpresa a los alumnos de dicho centro y, ya de paso, hacer un brindis por ellos a base de culinos: «Intentaremos seguir cumpliendo todos los años. La alegría que nos habéis transmitido nos durará estos once días. ¡‘Gijón de sidra’ va por vosotros!», dijo en agradecimiento Iván de la Plata, director de la iniciativa. Y es que una gran hilera de globos rojos y blancos, música, amplias sonrisas y muchos aplausos fueron los encargados de recibir al ‘sidrabús’ y todos sus ocupantes.

Esto fue solo el comienzo. Durante todos estos días, cada sidrería ofrecerá el líquido del llagar acogido y una cazuelina, que consistirá en una pequeña ración de comida creada especialmente para la ocasión, como acompañamiento que se podrá conseguir a «un precio muy atractivo», según la organización. Además, siempre a disposición de los consumidores, estará el ‘sidrobús’. Once paradas en diferentes puntos de la ciudad –a consultar en la aplicación de móvil creada para las jornadas–, harán que desplazarse por el ‘sidromapa’ sea mucho más fácil. Eso y que disfrutar de la sidra y el alcohol que lleva no será un problema para los conductores, que podrán olvidarse totalmente de su vehículo. Para subirse a él tan solo es necesario conseguir el pañuelo oficial de ‘Gijón de Sidra 2017’, que se entrega con cualquier degustación de sidra y cazuela. 45 sidrerías son las participantes. Las mismas que servirán sidra de más de 40 llagares de toda Asturias y que, este año, se preparan para ofrecer únicamente caldos de degustación. La mejor calidad al alcance de todos en estas jornadas, con las que se pretende acercar la tradicional cultura y apego que sienten los asturianos por estos establecimientos. Y siempre a ritmo de las tradicionales canciones de chigre.

Fotos

Vídeos