http://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

La mejor fabada amateur de Asturias ya tiene nombres propios

El jurado prueba los platos presentados al concurso./J. M. Puga
El jurado prueba los platos presentados al concurso. / J. M. Puga

Victoria San Miguel, en la categoría de fabes con tropiezos, y Tamara Becerra, en la de fabada asturiana, se imponen en la octava edición del concurso celebrado en Villaviciosa

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Competido hasta el final y muy igualado. Así ha estado el XIII Concurso Regional de Fabada celebrado el sábado por la mañana en el marco de las jornadas que Villaviciosa dedica anualmente a uno de los productos estrella de la gastronomía asturiana. La cita, que se celebra durante todo fin de semana y cuenta con el piragüista olímpico y Premio de Deporte de EL COMERCIO 2017, Saúl Craviotto, como embajador, quedó inaugurada oficialmente con el concurso amateur, así como con la apertura de los puestos de exposición y venta que están instalados en la plaza de Abastos.

Un total de veintinueve platos compitieron en la presente edición del concurso, todos con el objetivo de coronarse como los mejores de su categoría de entre las dos opciones posibles: fabada asturiana y fabes con tropiezos. En el certamen, organizado por Gustatio, se tenía en cuenta la presentación, el olor y la calidad y sabor de la faba y el compango. Aspectos que dominaron casi a la perfección Tamara Becerra y Victoria San Miguel. La primera se impuso con un una fabada asturiana y la segunda, con unes fabes preparadas con carrilleres. La calidad y variedad de las propuestas fueron tan altos que apenas unas décimas marcaron la diferencia.

Así lo decidió el jurado encargado de catar todos los platos compuesto por: Paula Álvarez, directora técnica de la IGP Faba de Asturias; Gema Fuertes, de Del Llar; Ana María Merino, del Restaurante Vista Alegre; Jorge Sánchez, director de Gastroastur, el cofrade de Amigos de les fabes Armando 'El Moreno' y la periodista de 'Yantar' Jessica M. Puga.

En el podio de fabada asturiana, además de Tamara Becerra, estuvieron Loli Martínez e Isabel Valdés. Todas se llevaron una escultura y un premio económico de 300, 100 y 50 euros, respectivamente. En la categoría de fabes con tropiezo, Victoria San Miguel se llevó una alegría doble, pues otro de sus platos, unes fabes con rabo de toro, quedó en tercer lugar. La segunda posición fue para les fabes con calamares de, también, Tamara Becerra. Alegría doble, aunque ninguna de las dos grandes triunfadoras de la cita estaba presente en el mercado maliayo para recoger el premio y llevarse el, siempre caluroso, aplauso del numeroso público congregado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos