El Comercio

Gastronomía

Cómo cocinar con menos sal y conseguir platos sabrosos

Cómo cocinar con menos sal y conseguir platos sabrosos
  • Renunciar a este potenciador del sabor puede ser más sencillo si recurres a algunos de estos trucos

Renunciar a la sal no es fácil. Aunque este potenciador del sabor es uno de los condimentos favoritos en la mesa, es una de las primeras 'víctimas' de los médicos. El exceso de sal no es nada beneficioso para la salud y los facultativos recomiendan reducir su consumo. Evitar que la falta de sal arruine nuestros platos es tan sencillo como recurrir a una serie de trucos que te ayudarán a enmascarar su ausencia.

1. No todas las sales son iguales. Elegir una sal de calidad, como las que no han sido refinadas, la sal marina o la del Himalaya, nos permitirá mantener este potenciador en nuestra dieta, pero de una forma más saludable.

2. Cocinar con agua del mar, que se suele comercializar filtrada y que contiene muchos minerales y oligoelementos, puede ayudarnos a conseguir sopas, cremas y salsas con un óptimo sabor sin añadir sal..

3. Las especias potencian el sabor y le dan un toque diferente a nuestros platos. Te recomendamos probar algunas de estas:

- Jengibre: mejora la digestión de carnes y pescados

- Canela: está deliciosa en las salsas para carnes

- Tomillo: perfecto para los guisos

- Eneldo: un buen condimento para marinar

- Cayena: daremos un toque picante a nuestros platos

- Orégano: ideal para panes, pizzas o pastas

- Albahaca: dará sabor a nuestros platos italianos

- Curry: combina muy bien con arroces y pollo

- Comino: nos ayudará a mejorar la digestión de las legumbres

- Pimentón ahumado: también potencia el sabor de la carne

4. Cocinar al vapor o al wok mantiene el sabor original de los alimentos.

5. Aliñar con aceites vegetales permite dar sabor a nuestras comidas, así como usar jugo de limón, vinagre de manzana o de Módena, ajo, salsa de soja o mostaza.