El Comercio

Gastronomía
Del bacalao al pil pil al chosco, las recetas de las guisanderas

Del bacalao al pil pil al chosco, las recetas de las guisanderas

  • Este domingo, nueva entrega de la cocina de siempre con EL COMERCIO y LA VOZ DE AVILÉS

La cocina de siempre llega puntual a los kioscos con una nueva entrega de ‘Menús del Club de Guisanderas’, el coleccionable de recetas elaboradas por las guisanderas asturianas que cada domingo está disponible junto a ELCOMERCIO y LAVOZDEAVILÉS.

En esta ocasión son las cocineras Primi Escandón, del antiguo restaurante Casa Pepe, y Blanca Menéndez, de Casa Lula, las encargadas de elaborar los menús compuestos de un entrante, un primero, un plato fuerte y un postre.

Escandón ofrece a los lectores sus recetas de ensalada ‘maritierra’, a base de frutas, verduras y pescado; la del más tradicional bacalao al pil pil; la de la chopa a la sidra con almejas y la tarta Primi de tres chocolates, en la que combina el chocolate puro, el chocolate con leche y el chocolate blanco.

Por su parte, Blanca Menéndez, joven guisandera, hija de Mayte Álvarez y nieta de la que fuera guisandera precursora de la saga, Adina González, ofrece en este menú una combinación de recetas puestas al día y platos clásicos.Comienza con una receta de tosta de verduras con anchoas para después dar la receta de un entrante clásico del recetario asturiano, muy apegado a la zona suroccidental donde se ubica Casa Lula: manitas de cerdo con fabas. Un plato que, sin duda, hará las delicias en el tiempo frío que está por llegar.Como plato fuerte Blanca Menéndez propone unos cachopines de chosco, volviendo a fijar su receta en los productos de su zona con el chosco de Tineo.Para finalizar y desgrasar el menú propone un postre a base de frutas y almendras.

Todas las recetas de este coleccionable comparten la característica de que son fáciles de hacer en casa.Tanto por los utensilios que se emplean para su elaboración como por los ingredientes, que son comunes y pueden encontrarse en los lugares habituales de compra. El recetario contiene, además, anotaciones con los trucos de las guisanderas para bordar las recetas.