El Comercio
Gastronomía
Daniel Ruiz.
Daniel Ruiz. / JOSÉ SIMAL

Sidra de Asturias potenciará la natural espumosa ante el aumento de la demanda

  • Daniel Ruiz asegura que «el consumidor la prefiere a la de nueva expresión, que quizá la tenemos que vender mejor»

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Sidra de Asturias potenciará la sidra natural espumosa después de haber constatado el creciente interés en esta bebida por parte de los consumidores. Eso no quiere decir que los otros dos tipos de sidra, la natural tradicional y la filtrada o de nueva expresión, no tengan también su cuota de protagonismo en el futuro.

Según explicó el gerente de la DOP, Daniel Ruiz, «seguimos potenciando los tres tipos de sidra». La natural tradicional continúa siendo la que más volumen de producción y ventas supone, mientras que la espumosa está creciendo de manera notable. Otra cosa es lo que ocurre con la sidra de nueva expresión, que parece que no acaba de despegar. Ruiz apuntó sobre ella que «también la estamos potenciando, pero quizá la tenemos que vender mejor».

Desde la DOP tienen claro que «el consumidor prefiere más la espumosa que la de nueva expresión. Es una cuestión del mercado». De cualquier modo, Ruiz apunta que «estamos haciendo un esfuerzo general en la promoción de las tres sidras y esperamos que los resultados se vean poco a poco».

Todavía no hay números sobre la producción sidrera de este año, pues están ultimando los datos aportados por los diferentes lagares. Está previsto que el próximo 20 de junio, en el Salón de la Sidra, se ofrezca un resumen de cómo se está desarrollando la campaña a mitad de año, aunque Daniel Ruiz aseguró que «vamos hacia arriba. Tenemos expectativas de crecimiento».

Entre tanto, continúan las negociaciones entre la DOP Sidra de Asturias y la marca Sidra Manzana Seleccionada para la integración de ésta en la denominación de origen, tal y como avanzó EL COMERCIO el pasado 16 de mayo. Daniel Ruiz explicó que «estamos avanzandos en las negociaciones. Hay buena predisposición por ambas partes, pero seguimos charlando. El asunto progresa adecuadamente y esperamos llegar a buen puerto».

18 variedades más

Esta futura integración tiene su origen en la mesa de trabajo 'Presente y futuro de las variedades de manzano de sidra', celebrada el 5 de febrero pasado, en la que representantes del Principado, del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida), de la Denominación de Origen Protegida, los lagareros y los productores decidieron incorporar 18 variedades de manzana a las 23 que ya están amparadas en la DOP. Así, los productores de Sidra Manzana Seleccionada podrán incluir las variedades de manzana asturiana que utilizan dentro de las variedades protegidas, con lo que se consigue una mayor concentración de la producción para ponerla en valor frente a la que no es sidra de Asturias.

La Denominación de Origen cuenta con un lagar de Oviedo, cinco de Gijón, dos de Nava, cinco de Siero y ocho de Villaviciosa. Todos ellos elaboran sidras natural tradicional, espumosa o de nueva expresión, pero utilizando solo las 22 variedades de manzana amparadas por la marca. Por su lado, Sidra de Manzana Seleccionada la conforman los lagares de Foncueva, Trabanco, Muñiz y Peñón que elaboran un producto que ha pasar con un notable una cata independiente para que sea certificada.

Ahora, si como se espera, las conversaciones entre ambas partes fructifican, la producción de sidra amparada por una marca se multiplicará y en ella estarán incluidos los lagares más importantes de la región.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate