El mundo a bocados

Genma Fuertes, que ha puesto en marcha en Gijón un local de comida para llevar
Genma Fuertes, que ha puesto en marcha en Gijón un local de comida para llevar / DAMIÁN ARIENZA

Las hermanas Mari Luz y Genma Fuertes son el alma de Del Llar, que se renueva con alta cocina en tarros de cristal

CARMEN ORDIZ

Mari Luz y Genma Fuertes Fernández son la cara visible de Del Llar, una empresa fundada en 1999 que cuenta con tres líneas de negocio muy marcadas y que se ha ganado el cariño de los asturianos a pesar de su corta pero intensa historia. Entre sus ramas se encuentran la versión más popular, dedicada a la elaboración de cocina tradicional para llevar, su ‘catering boutique’ y su última apuesta, Del llar alta cocina en tarros de cristal.

Los inicios de Del Llar se remontan al Natahoyo, allí se abre su primer establecimiento desde el que abastecen a los hogares gijoneses con sus platos diarios. Actualmente cuentan con dos locales más, situados en San Antonio y en Viesques que tienen el denominador común de la preocupación por seleccionar productos de primera calidad para sus elaboraciones, la ausencia de colorantes, conservantes y aditivos y el empleo de aceite de oliva virgen extra. «Desde el inicio de nuestra actividad tuvimos una gran acogida por parte de las familias gijonesas que depositaron su confianza en nosotros para que les sirviéramos desde su comida diaria, un capricho o la más importante de las cenas: la de Nochebuena o Nochevieja», explica Genma Fuertes.

«Con Del Llar Catering Boutique buscamos realizar servicios de catering completamente personalizados, no tenemos nada estandarizado, todo está hecho a medida y creo que este es el motivo por el que nuestros servicios cada vez están siendo más demandados, los clientes son cada día más exigentes y aprecian una atención profesional y capaz de sorprender». Por último se une a la familia de Del Llar su alta cocina en tarros de cristal, gracias a los cuales han logrado formar parte de la Asociación Española del Lujo bajo el sello Luxury Spain Gourmet, uno de los más prestigiosos del país con el que quieren posicionarse como un referente en el mercado ‘delicatessen’.

«Creemos firmemente en nuestros productos y su potencial como alta gastronomía exportable a cualquier lugar del mundo, trabajamos cada día por conseguirlo». Entre sus elaboraciones destacan sus platos de cuchara como la fabada con faba IGP, segundos como la perdiz en reducción de sus jugos o chutneys y gelées para acompañar platos. «El secreto de nuestras creaciones son las salsas, los fondos, las lentas cocciones y los cuidados reposos. Hay mucho esfuerzo y técnica encerrado en nuestros tarros».

Las hermanas Fuertes Fernández creen que Asturias cuenta con un potencial muy grande y con unos representantes de la gastronomía que llevan el nombre de la región fuera de nuestras fronteras con mucho orgullo y «con un trabajo difícil y algunas veces poco reconocido. Tenemos chefs que considero merecen un firme reconocimiento por parte de la sociedad ya que contribuyen al desarrollo de nuestra comunidad en un sector en el que tenemos un gran tirón que debemos aprovechar y potenciar. Somos una potencia gastronómica indiscutible y debemos desarrollar e invertir en como poder llevarla fuera y dar a conocer al mundo nuestros mejores productos».

Si de algo pueden enorgullecerse estas hermanas es de haber luchado por su empresa y de saber transmitir en cada una de sus acciones la pasión por lo que hacen, algo que indudablemente se puede apreciar en cada bocado.

Fotos

Vídeos