http://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Premios para fogones sobresalientes

Los premiados Quique Dacosta, Abel Terente y Javier Álvarez Farpón, con autoridades y patrocinadores. / Daniel Mora

'Yantar' entrega las Calderetas de Don Calixto en un acto celebrado en el Palacio de la Riega de Gijón

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGA

Son el presente de la gastronomía y sus nombres, sinónimo de trabajo y constancia. Quique Dacosta, Abel Terente y Javier Álvarez Farpón recibieron las Calderetas de Don Calixto 2017, los premios que anualmente concede 'Yantar', en el marco de lujo que confiere el Palacio de La Riega de Gijón y rodeados de centenares de personas entre familiares, amigos y compañeros del sector, así como de autoridades del Ayuntamiento de la ciudad, del Principado y representantes de la Asociación de Hostelería y turismo en Asturias (Otea).

La cita, ineludible en el calendario gastronómico asturiano, se dedicó, previamente, al primer director de EL COMERCIO, Calixto Alvargonzález, quien, para el actual, Marcelino Gutiérrez, «fue el pionero del periodismo gastronómico». Su nombre llevan estos galardones, que este año cumplieron diecisiete ediciones reconociendo la labor de profesionales dedicados por entero a la gastronomía.

Fue Benjamín Lana, director de Medios Regionales y Revistas de Vocento, el encargado de presentar a los tres flamantes ganadores de este año. De Quique Dacosta, Maestro Nacional 2017, destacó que «lleva tres décadas explorando el universo gastronómico» y aplaudió su curiosidad y su capacidad para crear. El cocinero que ha hecho de Dènia su hogar puso en valor, precisamente, el camino conjunto que llevan los cocineros de su tierra con los asturianos tras recibir de manos del director general de EL COMERCIO y LA VOZ DE AVILÉS, Goyo Ezama, la distinción: «Vivimos en un mundo potencialmente competitivo; esta tierra vuestra tiene una despensa como pocas tienen, el valor de quienes la defienden y, en especial, el de los que innovan con ella».

El Maestro Asturiano 2017, Abel Terente, tras recibir la distinción de manos de Ángel González, director adjunto del decano de la prensa asturiana, celebró los 28 años que lleva al frente de El asador de Abel, en Argüelles (Siero), dedicado al producto. «Estos premios son un estímulo», agradeció el chef. «No creo que el futuro pase por dedicarse a vender un producto de moda; para comer carne yo prefiero ir a casa de Abel», argumentó Lana. La suya es la voz de la experiencia y ejemplo de los beneficios que traen consigo el trabajo bien hecho y la constancia, valores que ya tenía en su etapa como responsable de La Gruta, en Oviedo, antes de embarcarse en un proyecto propio en el año 1999.

Tanto en él como en Dacosta tuvo dos referentes de excepción el tercer premiado de este año: Javier Álvarez Farpón. No hace ni dos años que el chef distinguido con el galardón Cocinero Joven 2017 se fuera a Mamorana, en el concejo de Lena, para reformar la casa que tenían sus abuelos. Ahí instaló Casa Farpón, el restaurante que aúna cocina tradicional con un toque actual. «Cuando fui a Casa Marcial y le vi, aún de becario y tan inquieto, supe que iba a poder con el oficio», argumentó Lana. «Recibir este premio hoy supone un punto de motivación grande para mí», aseguró Álvarez Farpón poco después de recibir de manos del director de CM Asturias, Julio Valle, la caldereta.

El acto, en el que después se sirvió un cóctel obra de Nacho Manzano, puso una guinda más en el pastel de estos tres grandes cocineros que se suman a la nómina de Calderetas de Don Calixto. Ayer, ellos tres eran los protagonistas por lo que se sentían, con más motivo, «inmensamente agradecidos» a la profesión, a su público y al periódico decano de la prensa asturiana.

Fotos

Vídeos