http://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Quinoa, ñame y carne de potro, alimentos saludables

Leandro Martínez muestra en sus manos el ñame, un tubérculo de alto valor nutritivo que sería un sustituto de la patata. / DANIEL MORA
Leandro Martínez muestra en sus manos el ñame, un tubérculo de alto valor nutritivo que sería un sustituto de la patata. / DANIEL MORA

El doctor Leandro Martínez Roca destaca las propiedades del cereal y el tubérculo «sin estar reñidos con la carne»

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

Debido al alto ritmo de vida, muchos ciudadanos no le prestan los cuidados necesarios a su alimentación. Para tratar de atajar esta situación, el doctor Leandro Martínez Roca, licenciado en Medicina y Microbiología, asistió ayer al edificio Futuver del Parque Científico y Tecnológico para ofrecer un taller sobre 'Cocina sana, completa y rápida'. En el menú, una gran cantidad de platos creativos trataron de aunar sabor y salud, un trabajo que no tiene que estar reñido con la laboriosidad. «Son platos que se pueden realizar en el día a día sin mayor complicación. El objetivo último es demostrar que una correcta alimentación incide directamente en la salud y en la calidad de vida», destaca Irene Marañón, organizadora de la jornada.

Entre los alimentos mostrados en el Parque Tecnológico destacan la quinoa o el ñame, dos materias primas que suenan exóticas en tierras asturianas, pero que cada vez están ganando más peso en las dietas de muchos países.

«El ñame es un tubérculo que para muchos se está convirtiendo en el sustituto de la patata», señala Marañón. Este alimento se lleva utilizando desde hace siglos en las cocinas de África y América. Entre sus propiedades destaca su alto valor nutritivo, diurético y depurativo. Así, durante el taller celebrado ayer se pudo ver cómo Martínez Roca utilizó este tubérculo para elaborar una tortilla y un guiso de conejo. «Nos gusta demostrar también que la comida sana no está reñida con el uso de carne», comenta al respecto Marañón.

Azuki y carne de potro

La quinoa, cereal en boga, se empleó a lo largo del taller para elaborar una hamburguesa. Aprovechando la especialidad de Martínez Roca en medicina tradicional china, los asistentes pudieron ver la versatilidad de algunos alimentos orientales. La quinoa, de hecho, se combinó en la hamburguesa con azuki, una legumbre de un color rojo intenso utilizada para una gran variedad de platos.

También se elaboraron un gazpacho de remolacha y un plato combinado con mijo, judías y carne de potro. Respecto a este último producto, bastante olvidado entre los consumidores en detrimento de la ternera, el cerdo, el pollo o el cordero, «también merece una mención especial» por sus interesantes propiedades.

Esta fue una de las «dos o tres visitas anuales» que Martínez Roca realiza a Asturias, donde pasa consulta -al igual que en Granada y Madrid- para asesorar sobre alimentación en pacientes de enfermedades autoinmunes.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos