http://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Semillas ecológicas, un legado para las próximas generaciones

José Barraquero y Sheila Méndez, de Naturnoa. /Pablo Nosti
José Barraquero y Sheila Méndez, de Naturnoa. / Pablo Nosti

Del sector de la ingeniería de investigación y desarrollo al mundo de las semillas ecológicas

CARMEN ORDIZ PÉREZ

Sheila Méndez y José Barraquero, siguiendo sus orígenes y su pasión por la horticultura, fundan en 2012 Naturnoa, una empresa familiar que se enorgullece de poner a disposición de sus clientes semillas cien por cien naturales y sin aditivos perjudiciales, en su mayor parte amparadas por el Consejo de Producción Ecológica Agraria Europea, Copae.

«Todo comenzó cuando nos independizamos. Decidirnos irnos a Noreña, allí se conjugaba ciudad y campo, nos propusimos montar un huerto ecológico. Mientras buscábamos semillas nos dimos cuenta de que había un vacío muy grande en el mercado. No existía mucha variedad y en ocasiones la calidad era escasa. Nos pusimos a investigar y tomamos la decisión de poner en marcha el proyecto de buscar y ofrecer semillas».

Barraquero cuenta que esta inquietud les viene de sus abuelos, en ambos casos vinculados al campo y al huerto. Su filosofía y motor para está andadura es dejar un buen legado a las generaciones futuras así como despertar en la gente la ilusión de plantar y de tender hacia una vida más sostenible y saludable que respete el medio ambiente.

«Nosotros no somos productores sino que nos dedicamos a seleccionar semillas de productores europeos, buscando la mayor calidad para tener un catálogo muy competitivo a nivel cualitativo. Trabajamos con semillas de temporada. Pasado un año las renovamos, o bien donándolas o regalándolas. La semilla es lo menos costoso del proceso productivo. Invertir en aquellas que son óptimas es, al final, ahorrar dinero, pero ecológico no es sinónimo de calidad. La calidad está en cómo se cultiva, en que el productor sepa cómo hacerlo, cuándo sembrarlas, cuándo cultivarlas, las fases lunares. Hay que tener una conciencia clara de lo que supone producir. No es solo la semilla, sino un conjunto».

El factor que les hace ser diferentes es la calidad profesional de las semillas. Por un lado, cuidando las condiciones de almacenamiento (luz, humedad y temperatura) para que sus cualidades se mantengan intactas. Por otro lado, ofreciendo siempre semillas frescas con un porcentaje de germinación por encima de los estándares comerciales.

El objetivo de esta empresa es tener un catálogo cien por cien ecológico, con el que cubrir muchas variedades y estar disponible para el agricultor amateur y el profesional primando siempre la calidad.

Mendeléyev decía que «todo el orgullo de un maestro son los alumnos, la germinación de las semillas sembradas». Por muchos aprendizajes y un futuro próspero para Naturnoa.

Fotos

Vídeos