http://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Sidra de Asturias cotiza al alza

Presentación del Salón de la Sidra 2017 en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, organizado por el comité regulador de la DOP Sidra de Asturias../E. C.
Presentación del Salón de la Sidra 2017 en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, organizado por el comité regulador de la DOP Sidra de Asturias.. / E. C.

Lagareros, cosecheros y hosteleros valoran la inclusión de nuevas variedades de manzana como un «paso adelante» para el sector

OSCAR PANDIELLO

Las perspectivas de la Denominación de Origen Sidra de Asturias cotizan al alza en este 2017. Con el anuncio de una nueva normativa reguladora, que se tramitará antes de que finalice el verano, las puertas están abiertas a la entrada de nuevas variedades de manzana, una decisión acogida positivamente por lagareros y cosecheros. No en vano, la inclusión en el consejo regulador de los cuatro miembros de Sidra Manzana Seleccionada –Trabanco, Foncueva, Muñiz y Peñón– prevé doblar la producción de botellas con denominación de origen de cara a 2018. «El trabajo de estos últimos meses ha permitido que nos enfrentemos ahora a nuevas reformas y nuevos retos. El sector de la sidra es tradición, cultura y, a diferencia de otros sectores, nosotros no nos deslocalizamos», afirmó Celestino Cortina, presidente del consejo regulador, el pasado día 20, en el Salón de la Sidra 2017. Allí se presentó la cosecha del pasado año, cifrada en 1.422.991 litros. Esta cantidad, menor a la de 2015, se explica por la vecería. Esto es, la alternancia entre excedencia y escasez que sufren todos los árboles frutales anualmente. Esta merma natural en la producción, sin embargo, no se ha notado en las ventas. Así, 2016 repuntó hasta las 1.905.000 botellas vendidas, un hito que la marca de calidad espera seguir superando curso tras curso.

Ante las nuevas expectativas de futuro, todos los actores implicados en el desarrollo de la Denominación de Origen pretenden aunar fuerzas para potenciar la marca en Asturias, primero, y en el resto del territorio español después. El objetivo es que los habituales consumidores de la bebida asturiana sean más selectivos y se decanten por un producto elaborado íntegramente con materia prima de la región. «Es necesario impulsar la marca Sidra de Asturias porque así potenciamos la imagen de la región», sostuvo José Luis Álvarez Almeida, presidente de Otea, en el Salón de la Sidra. El asentamiento de la marca, asimismo, supondría un importante estímulo para uno de los principales atractivos turísticos del Principado. «Es igualmente importante apostar por las sidrerías y potenciar la figura del maestro escanciador», subrayó Álvarez Almeida.

«Apostar por la calidad»

Los productores de manzana también valoran positivamente este paso al frente de la marca de calidad asturiana. «Hay que aprovechar para acometer los cambios que se necesitan. La cosa parece que está dando un paso adelante y la ampliación de las variedades ayudará al productor a tener una mayor despensa», subraya Álvaro Menéndez, presidente sectorial de Frutas y Hortalizas de Campoastur, que aglutina a más de 300 socios productores. «Hay que apostar por la calidad y, además, dar un margen de tiempo para que las fincas se adapten a la normativa», apostilla.

Fotos

Vídeos