Es tiempo de ‘Smoothies’

Con la frutería llena y el termómetro arebosar, empiezan a apetecer batidosbien frescos que nos ayudan a hidratarnos

SERGIO EGUÍA

Solo necesitas una batidora. Una de esas de pie que vemos en las películas americanas. Técnicamente se llama ‘blender’. El resto lo hará la imaginación, tus gustos personales y unas normas básicas a la hora de mezclar frutas y verduras con infusiones y lácteos. Llega el calor, las frutas de verano empiezan a llenar las tiendas y los batidos son una gran opción para hidratarnos, sustituir alguna comida cuando la canícula nos quita hasta el hambre y, de paso, limpiar el cuerpo de cara a lucirlo en la playa. Eso sí, recuerda que la fruta acostumbra a tener mucha glucosa y que en un batido entra mucha más que la que comerías a mordiscos. Así que no sumes los ‘smoothies’ a todo lo que ya comes habitualmente o la báscula te dará una ingrata sorpresa.

Otro factor a tener en cuenta es la textura que buscas. El plátano, por ejemplo, ayuda a que todo quede más cremosos. Si lo quieres más líquido, apuesta por frutas con mucha agua: manzana, pera, sandía, melón... Y combínalo con verduras para evitar que sea un zumo. Los famosos ‘detox’ son básicamente esto. Un compendio de verdura con muchas vitaminas:brocoli, espinacas, remolacha, zanahoria... Frutas que endulcen y una base líquida:un lácteo o una infusión. El té verde es buena idea.

Por cierto, mejor frutas muy maduras, que son más dulces y fáciles de digerir. La fruta verde estropea el batido, no la uses. Y si quieres que esté realmente frío, opta por congelar la fruta. Puedes dedicar un rato a lavar, pelar y cortar una gran cantidad de ingredientes. Luego los congelas –no pierden ninguna propiedad– y podrás usarlo directamente en la batidora. Lo mejor es, al meterlas al congelador, extender las piezas en un papel de horno hasta que endurezcan y luego pasarlas a bolsas con cierre hermético.

En casa

La forma más personal de regodearte en un batido revitalizante es hacerlo en casa. Te dejamos una receta con la que iniciarte y a la que podrás hacer las modificaciones que quieras. Es muy saciante, con lo que ayuda a perder peso. Necesitas un plátano, zumo de manzana, zanahorias, una taza de espinacas crudas y medio vaso de agua. Prepararlo es cosa de niños. Se echa todo en el blender y se le da al botón. Dicen que es mejor tomarlo en ayunas, una media hora antes del desayuno, para que depure mejor el organismo. A saber. Lo mejor es que está rico.

Un toque exótico

Muchas recetas de batidos llevan leche o yogur como parte líquida para que las frutas se fusionen. Pero hay más opciones. La leche de coco da una textura diferente y un toque exótico. Además, se evitan intolerancias con la lactosa. Las leches de avellanas o soja son igualmente interesantes.

Fotos

Vídeos