El Comercio

Gastronomía
Kibbeh - Paso a paso

Kibbeh - Paso a paso

Esta semana nos vamos al Líbano, a descubrir su plato más icónico y tradicional, el kibbeh. Pero esta rica croqueta-albóndiga se extiende por todo Oriente Medio y cuenta con múltiples variantes al otro lado del Atlántico (Brasil, Mexico, ...).

Se compone principalmente de carne de cordero y trigo bulgur, sazonado con las correspondientes especias y unos buenos piñones. Como todos los platos, en cada una de las localizaciones, cuenta con sus variantes, tanto en ingredientes como en su forma de preparación (fritas, a la plancha, al horno, ...).

Preparación:

Masa:

1.Ponemos a cocer el bulgur en caldo de carne casero (a poder ser) o comercial. La cantidad de caldo y el tiempo de cocción depende de bulgur que tengáis, seguid las indicaciones del paquete.

2.Una vez finalice la cocción, lo ponemos en un escurridor y dejamos que pierda el liquido de la cocción.

3.Una vez que haya perdido el líquido, lo mezclamos con la carne de cordero picada, la cebolla, la sal y las especias. Mezclamos bien.

4.Pasamos la masa por una picadora o robot de cocina hasta obtener una masa homogénea y compacta que se nos pegará un poco a las manos (como en la foto). Reservamos. ¡Es importante que la masa os quede perfectamente homogénea, con todos sus ingredientes finamente picados e incorporados entre si!

Relleno:

1.Ponemos el aceite de girasol en una sartén y doramos los piñones. ¡Con cuidado de no quemarlos! Los retiramos de la sartén y reservamos.

2.Sobre el mismo aceite incorporamos la cebolla, la freímos ligeramente y añadimos la carne, las especias y la sal. Dejamos cocinar 10 minutos y finalmente añadimos de nuevo los piñones. Retiramos del fuego y reservamos.

Paso a paso:

•Cogemos unos 36 gr de masa y hacemos una bola.

•Mojamos los dedos con un poco de aceite de girasol y comenzamos a trabajar la masa .

•Con ayuda de un dedo vamos haciendo un agujero en la bola de masa mientras la vamos rotando, formando una especie de "huevo hueco". Aseguraros que las paredes queden finas y homogéneas en todo su contorno.

•Rellenamos la masa con el relleno previamente preparado (debe estar ligeramente frío) y cerramos el extremo abierto enfrentando la masa de ambos lados.

•Seguimos modelando nuestra "croqueta" de tal forma que en los extremos nos queden ligeramente picudos, a modo de huevo (como en las fotos), asegurándonos que el relleno interior quede compacto junto con la masa externa. Después de mucho curro, ¡listo! Los demás irán rodados, no os preocupéis, va rápido :)

•Ponéis a calentar aceite de girasol a fuego medio-alto en una sartén profunda. Freímos las piezas hasta que queden doradas y ya están listas para comer, solas o acompañadas por una salsa de yogur griego con menta y ajo.

Receta de Iris Alonso "Mama Papillón".