El Comercio

A la vuelta del verano

El fotógrafo Adrián Prado en la inauguración de la exposición 'I am fine' en el Valey junto a varios asistentes al acto.
El fotógrafo Adrián Prado en la inauguración de la exposición 'I am fine' en el Valey junto a varios asistentes al acto.
  • El calendario marca cambio de rutinas, comien-za a desperezarse la vida cultural, se presentan nuevos proyecto y siguen las despedidas lugares de residencia y los encuentros, en un ambiente cálido

Desde hace seis años, la familia Álvarez Valdés celebra una comida que marca el final del verano. Alrededor del promotor de la celebración y magnífico anfitrión, Ramón, y de su hermana Elvira, se reúnen tíos, primos en San Juan. Tras la animada comida, con foto de familia incluida, llegó el café y la larga sobremesa.

Doble celebración con Alicia Morales como protagonista, cumpleaños y reencuentro con su hija Mónica, recién llegada de Grecia donde está de cooperante con los refugiados. Las vacaciones pillaron a algunos miembros de la familia ausentes y a otros las obligaciones le impidieron asistir, como fue el caso de Tatiana Lago, residente en Italia donde continúa con el tenis de mesa. Rodeada de sus siete hermanos, Maxi, Guadalupe, Loli, Charo, Alicia, Beni, Emiliano y Mari Carmen y Alicia, forman una auténtica piña en torno a la que el resto de la familia y allegados se siente especialmente bien. Compartieron la gran tarde, Jose, Chema, Flor, Jesús, Fran Antonio, Alex, Adriana, Jessica, Óscar, Mari Cruz, Mónica, Vanessa, Pilar, Juana, Jose y los más pequeños de la casa, Alejandro, Marina, Javier, Aroa y Marcos.

Mientras nos adentramos en el mes de septiembre, las propuestas culturales comienzan a multiplicarse. Adrián Prado inaugura su exposición 'I am fine' en el Valey, donde muestra un profundo trabajo de introspección que saca a la luz una ruptura sentimental vivida en primera persona. Reflexiona a través de sus fotografías sobre esa máscara que bajo el manido «estoy bien» esconde sentimientos, frustraciones y desesperanzas. La experiencia ha sido muy gratificante para el artista, tanto a nivel personal como profesional.

Tiempo de hacer realidad un proyecto largamente gestado para Daniel Gutiérrez. Ha sido un largo camino profesional hasta establecerse por su cuenta, con José Antonio Iglesias como socio. Veinte años haciendo instalaciones eléctricas en los locales de El Corte Inglés por toda España, cambio de empresa, un año en Gabón y tras pasar por el puerto del Musel, se decide a volver a su profesión y crea Corvelec. La inauguración congregó a numerosos amigos y familiares.

Cuéntame un cuadro, es una innovadora propuesta que arranca de la mano de la historiadora del Arte Patricia Pérez y los artistas plásticos Samuel Armas e Itziar Sánchez. Aunque esta semana inauguraron un sugerente local, llevan todo el verano presentando 'Verano con mucho arte', un variado programa de actividades que ha conseguido atraer a más de trescientas personas a falta de tres interesantes conferencias esta misma semana. Su eslogan es hacer llegar el arte a todos, y en ese todos entran diferentes edades, presupuestos, horarios, preparación, gustos, etc. Su agenda de actividades para este otoño echa humo y será un soplo de aire fresco para la villa.

Son como una gran familia del skate, se llaman Filament y está formada por el distribuidor de la marca patrocinadora, el editor de la revista 'Dogway Magazine', un cámara, los propietarios de varias tiendas y un nutrido grupo de skaters, procedentes de diferentes puntos del país, entre los que se encuentran los avilesinos Omar Martínez y Jean Roces, además de algún extranjero. Llevan una semana en Asturias, han actuado en la iglesia de Asipo, en Oviedo y ayer sábado finalizaban su periplo por estas tierras con una exhibición en el Skatepark de La Magdalena. Entre actuaciones, se mueven en grupo, donde no falta una nueva generación que parece asegurar el futuro.

Comida familiar con Tamara y Miguel como protagonistas. Una celebración en la que participaron, Jose, María Isabel, Elena, Rosa, Jaime, Guzmán y Gustavo.

Daniel Gutiérrez y José Antonio Iglesias, en el centro, rodeados de amigos y familia en la inauguración.

La gran familia de Filament durante su periplo por Asturias poco antes de la exhibición en La Magdalena.