El Comercio

Comprar, comer, jugar y hasta descansar

Habrá una zona dedicada a los videojuegos retro.
Habrá una zona dedicada a los videojuegos retro.
  • El FIMP presenta una oferta paralela que incluye zona 'chill out' para relajarse, un enorme mercadillo, área gastronómica y espacio reservado a los más pequeños

Se podrá cantar y bailar, habrá posibilidad de sentarse a descansar y tomarse un café, también de comer un tentempié o comprarse una camiseta. Porque el FIMP es mucho más que esa gran cita dedicada a la innovación, las nuevas tecnologías y los videojuegos. Es una excusa perfecta para disfrutar del fin de semana con amigos o con la familia.

Todos aquellos que se acerquen al recinto ferial, no tendrán ninguna necesidad de salir de él en unas cuantas horas. Porque podrán saciar su curiosidad tecnológica, imbuirse en todo un paraíso lúdico y, al mismo tiempo, disfrutar de lo que se puede catalogar como el gran rincón del esparcimiento de Gijón el próximo fin de semana. Ese título lo obtiene de la suma de varios recovecos: la zona 'chill out', la de foods trucks, el FIMP Market, o el área kids&family.

¿Las claves para disfrutar? Hacer un recorrido general al FIMP y después detenerse en la zona market, donde habrá desde camisetas freaks hasta impresión 3D o videojuegos retro. De ahí, a reponer fuerzas al estilo 'take away' en alguno de los foods trucks que están instalados en el recinto. Se podrá degustar desde comida americana hasta sabores tailandeses, pasando por la gastronomía mexicana, la italiana o la más casera, la asturiana. Y con postre.

Si la visita es familiar, el FIMP ha preparado con esmero una zona para que los más pequeños se introduzcan en el animado mundo de los juegos y videojuegos: podrán bailar con Just Dance, cantar con Sing Star, construir con Minecraft, aprender con Los Boogies y disfrutar con Jumping Clay o con alguno de los talleres infantiles gratuitos que se organizarán para la ocasión.

Por último, si el cansancio hace mella, tampoco hace falta marchar. Hay zona de descanso, un 'chill out' preparado, además, con puntos wifi y de recarga de móviles y tablets para que la falta de batería no impida inmortalizar la ocasión. Un café, un refresco o una caña podrán ser perfectos compañeros de descanso.