El Comercio

UN PROTOTIPO SINGULAR

Como montar un mueble de Ikea

Hace diez años llegó a casa de Michel Gordillo una gran caja, un 'kit' completo de la firma americana Vans Aircraft por el que pagó unos 30.000 dólares (más de 25.000 euros). Gordillo se encerró en su garaje y se dedicó a montar aquello con la ayuda de sus dos hijas, estudiantes de ingeniería. Después le contó a sus amigos que aquello era como «montar un mueble de Ikea» pero revestido de aluminio, fibra de metacrilato y un poco de pintura. En los complementos y pruebas que dieron lugar al artefacto con el que ha sobrevolado el mundo se gastó más del doble de esa cantidad inicial, lo que le hizo pensar en la necesidad de acudir al 'crowdfunding' para levantar aquello del suelo. Después el apoyo del Comité Polar le abrió nuevos horizontes. Sorprende que, con casi 40 años de experiencia en el aire, asumiera que este aeroplano de siete metros de largo y con el peso de un coche mini fuera capaz de atravesar un continente como la Antártida (30 veces más grande que España) y con temperaturas de 40 bajo cero. En enero de 2015, el americano Bill Harrelson dio la vuelta al globo con un aparato con el doble de peso, de combustible y de tamaño (11 metros).