El Comercio

Belén Esteban habla por fin de su relación con Miguel Ángel Muñoz

  • Lo hace después de que la revista 'Lecturas' haya desvelado su presunto idilio romántico

"Es todo falso", asegura Belén Esteban. La de Paracuellos no iba a hacer comentarios sobre su supuesta relación en el pasado con el actor Miguel Ángel Muñoz (también conocido como MAM), pero visto el revuelo que se había montado aprovechó su presencia en el plató de Sálvame para acallar los rumores.

“Sé que no tenía que decir nada porque no lo íbamos a tocar, pero quiero responder a eso de que he tenido un lío con Miguel Ángel Muñoz. Es mentira”.

Belén Esteban ha salido al paso de esta publicación para dejar claro que, si bien tuvo una relación profesional con la madre del actor, la vidente Cristina Blanco, nunca pasó de la simple cordialidad con Miguel Ángel Muñoz.

De esta forma, la 'princesa del pueblo' ha tratado de sentenciar en 'Sálvame' la presunta veracidad de la información de Lecturas, explicando que las fotografías en las que se les habría podido ver juntos eran de una relación de amistad.

La noticia de la semana

Belén Esteban es la mujer noticia del momento. El bombazo saltó el pasado miércoles cuando la revista 'Lecturas' publicó en exclusiva un romance que nunca nadie imaginó: la 'princesa del pueblo' y Miguel Ángel Muñoz.

De acuerdo con Lecturas, Belén Esteban y Miguel Ángel Muñoz mantuvieron una relación en el verano del año 2000, algo que no habría trascendido a los medios de comunicación ni redes sociales hasta el momento.

Según informa Lecturas, todo ocurrió cuando Belén Esteban tenía 26 años y Miguel Ángel Muñoz 17, es decir, era menor de edad. En ese momento ella acababa de separarse de Jesulín de Ubrique, ya que el torero quiso someterse a una prueba de paternidad para ver si era o no el padre biológico de Andrea, la hija de Belén.

Lecturas añade que fue en ese momento cuando Belén Esteban conoció al actor y empezaron una relación. Sin embargo, y pese a las fotos en las que se les ve acaramelados, no pasó de un ligue de verano, tal y como informa la propia revista.