El Comercio

Los vídeos de los numerosos rodajes de películas porno en plena calle en Madrid inundan internet

Imagen tomada en el parque de El Retiro.
Imagen tomada en el parque de El Retiro.
  • El Ayuntamiento no tomará medidas contra la productora que grabó escenas en algunas calles de la ciudad ya que «no se ha violado ninguna ordenanza»

Las imágenes del rodaje de una película porno en pleno centro de Madrid desató la polémica el pasado miércoles. En este sentido, la portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, afirmó que «no he tenido oportunidad de ver las imágenes ni le puedo decir nada al respecto. Queremos que Madrid sea una ciudad de rodajes y queremos favorecer el mayor número de ellos, que es una de las mejores formas de promocionar una ciudad».

Además, la expresidenta de la Comunidad de Madrid ha asegurado no estar «familiarizada» con la «normativa de los rodajes», pero le parece «estupendo» el torso desnudo porque así se lo pareció cuando la portavoz del Gobierno local, Rita Maestre, enseñó el suyo «en una iglesia», en referencia al 'asalto' a la capilla de la Complutense.

Y es que, aunque pueda parecer que lo del pasado miércoles fue un hecho aislado, los rodajes de este tipo de escenas en Madrid son numerosos. En el exterior de la plaza de toros de Las Ventas, La Almudena, en el Parque de El Retiro... Los espacios para grabar se multiplican. Sin embargo, en la capital del país no se ideará una ordenanza sobre vestimenta y orden público, como sí tienen ciudades costeras, porque en la capital no se da un problema generalizado de «semidesnudos».

Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid no tomará medidas contra la productora que grabó escenas pornográficas el pasado miércoles en algunas calles del centro ya que «no se ha violado ninguna ordenanza». «No tenemos problemas de semidesnudos en la ciudad de Madrid», ha manifestado, la portavoz del Ejecutivo municipal, Rita Maestre.

Por su parte, la portavoz socialista en el Ayuntamiento, Purificación Causapié, ha reclamado al equipo de Gobierno que actúe para impedir «la grabación de escenas sadomasoquistas ante la atónita mirada de vecinos« de Madrid, al ser además rodajes que «incitan a la violencia contra la mujer».