El Comercio

La cantante, en plena actuación.
La cantante, en plena actuación. / E. C.

El soul pierde la voz de Sharon Jones

  • La cantante falleció a consecuencia de un cáncer de páncreas a los 60 años

La cantante estadounidense Sharon Jones, una de las voces más reconocibles del soul y del funk contemporáneos junto a su banda, The Dap-Kings, falleció el viernes a los 60 años da consecuencia de un cáncer de páncreas, según anunció su representante.

«Estamos profundamente entristecidos por anunciar que Sharon Jones ha fallecido tras una heroica batalla contra el cáncer de páncreas», explicó el comunicado oficial. «Falleció rodeada de sus seres queridos, entre ellos su propia banda», añadía la página web de su sello, Daptone Records, instando a que los seguidores de la cantante hagan donaciones a diversas ONGs en lugar de enviar flores.

Los doctores diagnosticaron a Jones cáncer de páncreas en 2013, aunque la enfermedad entró en remisión nueve meses después. Sin embargo, la cantante hizo pública la reaparición del tumor en el estreno del documental 'Miss Sharon Jones!'. Un cáncer que se extendió rápidamente a sus pulmones, su hígado y a su sistema linfático.

Pese a la enfermedad, que no le impidió grabar dos discos, nunca dejó se sentirse agradecida a la música y al público: «Me lo ha dado todo. Gracias a mi voz pude cumplir el sueño de mi vida: comprarle a mi madre su propia casa. Solo puedo dar las gracias».

Jones, nacida en Augusta (Georgia) en 1956, en el seno de una familia humilde, no fue descubierta hasta que contaba cuarenta años, cuando se ganaba la vida como funcionaria de prisiones y como guardia de seguridad en bancos. Después, grabó siete discos con su banda, con la que protagonizó espectaculares conciertos en directo.

«Simplemente estoy intentando hacer lo que me gusta, a mi manera. Y la gente está respondiendo», declaró en 2008 cuando se le preguntó si finalmente se había convertido en la gran heredera de la música funk femenina tras años de oscuridad.