El Comercio

María Jiménez reaparece racial pero transformada

La cantante María Jiménez, irreconocible
  • Después de dos años alejada de los focos, la artista posó en Sevilla vestida de negro, con un chaleco de pelo, sin su melena, con algo más de peso y con la sonrisa y humor de siempre

Lleva más de dos años sin dejarse ver y aún más tiempo sin arrancase con su voz de ‘quejío’, de amor lastimero a borbotones. María Jiménez sorprendió a muchos con su presencia en el Salón Internacional del Caballo, en Sevilla, y con una imagen muy cambiada. Algo subida de peso, vestida de negro y sin su legendaria melena rubia, la cantante (66 años) desgarró el escenario del consulado italiano con una voz que hasta hizo amagar un zapateado al octogenario torero Jaime Ostos.

La cantante sevillana, que se arrancó por rancheras con su característica voz, reapareció en el acto tras dos años sin acudir a ningún evento público. Fue en la boda de Francisco Rivera y Lourdes Montes, en julio de 2014, la última vez que la artista posó para los fotógrafos.

La cantante María Jiménez, irreconocible

Jiménez repartió besos y abrazos entre el ‘famoseo’ y se mostró optimista. Dijo estar en un buen momento personal y con razones para estar feliz. Además de olvidar el cáncer que sufrió en 2013, su hijo Alejandro la hizo abuela primeriza en agosto.