El Comercio

Romance a la carta

Alicia García, Jana Tagarro, María Argüelles, Irene Pulido, Santana y Luis Alberto; agachadas, Teresa Laso, Begoña Huerta y Ana Argüelles.
Alicia García, Jana Tagarro, María Argüelles, Irene Pulido, Santana y Luis Alberto; agachadas, Teresa Laso, Begoña Huerta y Ana Argüelles.
  • Boda de los hosteleros Óscar del Barrio y Cristina Rey en el Palacio de La Riega y reapertura del Cafetón por todo lo alto

Su dedicación a la hostelería los unió hace años y ahora, cuando se encuentran al frente de tres conocidos establecimientos del barrio de La Arena -La Gitana, El Rey y La Pulpoteca- les ha llegado el momento de darse el 'sí quiero'. Óscar del Barrio Puente y Cristina Rey Muñiz eligieron el palacete de La Riega y el menú de los hermanos Manzano para agasajar a los familiares y amigos que ese día los acompañaron.

Fue en el salón principal de la casa (y con el acompañamiento de una banda de gaitas) donde se celebró la ceremonia civil, siendo sus testigos de honor Mariluz Puente, madre del novio, y Alejandro Rey, hermano de la novia, la cual llegó ataviada con un vestido confeccionado por el taller ovetense Rosa Fresa. Como damas, sus sobrinas, Paula y Andrea, hijas de Arancha del Barrio y residentes en León, de donde es natural la familia del contrayente.

El convite estuvo jalonado de sorpresas, como la actuación del ilusionista José Armas durante la tarde y un espectáculo de fuegos de artificio y sonido en torno a la medianoche. Se encontraban entre los invitados Gloria Puente, decana del colegio de arquitectos, y su hermana Mariluz; Lucía García, relaciones públicas de la firma Ralph Lauren, en Milán, junto a su madre, Ángeles Menéndez; Vicente Fernández, de Nortegráfico, y su esposa Mayte Ramos; Puri González, de Lujomar Viajes, y su esposo, Fernando Pardo, gerente de Miquel Alimentació; y Eleuterio Grande, del grupo Daxa, con su mujer Marce Chamorro. Además de un numeroso grupo de amigos leoneses, su pandilla de siempre, conocida como 'Los Urraqueños' por ser todos ellos vecinos de la calle Doña Urraca y alrededores.

Los diseñadores Josechu Santana y María Argüelles -colaboradores de EL COMERCIO- conocen bien el mundo de las ceremonias nupciales, pues de sus manos salen preciosas colecciones de trajes de novia y de fiesta. Como muestra, la que para la próxima temporada fue presentada en su atelier gijonés a base de una esmerada confección y diseño y que, según explican, busca en todo momento la comodidad. Teresa Laso, presidenta de la Asociación de Diseño y Moda (Adymo); la maquilladora Jana Tagarro y el asesor de moda Luis Alberto Fernández, entre otros, acudieron a esta cita.

De espectacular cabría calificar la reapertura del Cafetón dado el número de personas que se acercó a conocer su nueva imagen, que recuerda a la del viejo café de la plazuela de San Miguel, sobre todo por su barra central, pero con toques actuales. Las colas que se formaron y el lleno total que se ha mantenido a lo largo del fin de semana certifican que la clientela lo estaba esperando y que el proyecto de su dueño, Álex López -también propietario del café Mepiachi-, promete larga vida. Arropado por su mujer, Ana Nogueiro, y su hija Claudia, por el barista Adrián Fernández y personas de su confianza como su entrenador personal Dani Escotet, el hostelero vivió uno de sus días más felices.

Romance  a la carta

Otro proyecto que ha logrado afianzarse es el denominado Cómplices del Arte, que alcanza su cuarta edición de la mano de la galería Viki Blanco y del restaurante Casa Gerardo. Una fusión entre el arte plástico y el gastronómico que permite disfrutar del menú rodeado de destacadas obras como bien explicaron la galerista y el restaurador Pedro Morán, así como los artistas presentes en esta ocasión: el fotógrafo Borja de Madariaga, las pintoras Cristina Capilla y Carmen Isasi y el escultor Kiko Urrusti.

La directora del Puerto Deportivo, Flor Guardado; las abogadas Montserrat González Rufo e Isabel Medina; los cirujanos José Magarzo y Pablo Rosado, junto a la oftalmóloga Eva Villota; el doctor Tomás Solarana y el nefrólogo Francis Vega se encontraban entre los invitados que fueron sorprendidos con una intervención teatral a cargo de las actrices Toñi Puerta y Laura Rodríguez.

Los últimos días fueron, asimismo, pródigos en eventos relacionados con la bebida. El primero en celebrarse y que transcurrió en el llagar de Trabanco-Sariego fue con motivo de la presentación de la nueva etiqueta de Poma Áurea y la cosecha anual de la misma. Samuel Trabanco, que se recupera felizmente de una intervención quirúrgica, habló de sus propiedades y del valor añadido del diseño en la botella, obra de Pedro Manero. Intervinieron también María Jesús Álvarez, consejera de Desarrollo Rural, y José Luis Álvarez Almeida, presidente de Otea, encontrándose entre los invitados el director general de Agroalimentación, Jesús Casas. Esta sidra brut nature fue armonizada con los alimentos típicos de una espicha y con otros foráneos como el sushi o los quesos internacionales.

El vermú de sidra Roxmut fue el protagonista de la segunda convocatoria y lo seguirá siendo hasta el 21 de diciembre, cuando finalizan las jornadas 'Vermú de Invierno. Celebra lo que Yes'. Tapas y vermú con sabor asturiano maridados por quince establecimientos hosteleros de Oviedo y otros tantos de Gijón, según explicaron el llagarero Julián Castañón y Ramón Coalla, director de Coalla Gourmet. El coctelero Nacho Capín firmó un combinado que fue degustado por los asistentes.

Y la tercera propuesta fue para la cerveza con el taller de tiraje que la firma Mahou ofreció en Gijón y a lo largo de esta semana en Oviedo. Iván Suárez es el coordinador de un equipo que enseña a manejar el grifo y a comprender mejor el comportamiento del líquido elemento partiendo de lateoría de que la cerveza es una comida y no una bebida. Al menos, así lo entendió el fundador de Mahou y lo han mantenido sus herederos, que ya van por la octava generación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate