Kiko Hernández se confiesa: temió por la vida de sus dos hijas

Kiko muestra una foto de Abril y Jimena, sus dos hijas.
Kiko muestra una foto de Abril y Jimena, sus dos hijas.
  • El colaborador de 'Sálvame' hace su primera aparición televisiva después de ser padre por gestación subrogada en Estados Unidos

Kiko Hernández regresó este sábado a 'Sálvame Deluxe' tras haber sido padre de dos niñas gemelas por gestación subrogada en San Diego (Estados Unidos). El colaborador ha estado durante casi dos meses al otro lado del charco luchando por el bienestar de sus dos pequeñas, Abril y Jimena.

Ahora, las pequeñas están bien, pero tuvieron un nacimiento muy complicado que hizo plantearse al colaborador si había tomado una mala decisión. Nacieron con seis meses y tres semanas, por lo que tuvieron que permanecer durante más de un mes en la incubadora. «Lo tenía todo preparado para llegar un mes antes y no perderme nada. Recibí un mensaje del esposo de la gestante diciendo que las niñas acaban de nacer. Ese mismo día empecé a tirar de teléfonos para conseguir un vuelo lo más pronto posible a San Diego», explicó emocionado el colaborador.

Kiko viajó con su madre, que estuvo a su lado durante todo ese tiempo. Recordó muy emocionado el momento en el que conoció a sus hijas: «Eran como la palma de mi mano. Yo me puse a llorar, mi madre también lloraba, los médicos y las enfermeras también vinieron… Eso parecía la casa de la pradera. Sin duda, es el recuerdo más bonito que tengo», afirmó.

Kiko se confiesa: temió por la vida de sus dos hijas

No obstante, aunque los médicos no se lo contaran en un primer momento, las dos niñas estaban muy débiles y Jimena luchaba por mantenerse con vida. «Más adelante me explicaron el motivo por el que nacieron con tan solo 6 meses y tres semanas. Jimena empezó a moverse y desprendió la placenta. Gracias a que la madre gestante insistió en que le hicieran una ecografía pudieron detectar que si no sacaban a las niñas ese mismo día podían perder la vida las tres», dijo conteniendo las lágrimas. «Hay gente que dice que lo hacen por dinero. Pero esta mujer, que llevaba una vida acomodada en uno de los mejores barrios de San Diego con cinco hijos… Se juegan la vida para ayudar a los demás», zanjó.

Antes de dar por finalizada la extensa entrevista de 'Sábado Deluxe', Kiko Hernández quiso mostrar una foto de sus dos hijas a cámara en un gesto de agradecimiento al formato o a La Fábrica de la Tele por tantas oportunidades. «Seguro que mañana dirán que estoy sacando provecho económico de mis dos hijas pero que conste que no cobro nada por hacer esto. Pienso que os lo merecéis», explicó. «Yo sé que ha recibido ofertas para hacer un reportaje con sus hijas por una alta cantidad de dinero pero lo ha rechazado», apuntó Mila Ximénez conmovida con la historia de su amigo.