El Comercio

Un universo gastronómico

Los participantes asturianos en el Campeonato Nacional de Tiraje de Cerveza. Tomy Estébanez (Gijón), Borja Vijande (Noreña) y Martín Galán Rozada (El Entrego), que se alzó como ganador.
Los participantes asturianos en el Campeonato Nacional de Tiraje de Cerveza. Tomy Estébanez (Gijón), Borja Vijande (Noreña) y Martín Galán Rozada (El Entrego), que se alzó como ganador.
  • Los asturianos se dejan ver en el madrileño Salón de Gourmets, que acoge Evolution Spirits, mientras 'Destino Sidrero' y el VII Desafío de los Callos confirman su éxito

Un año más, el madrileño e internacional Salón de Gourmets ha servido como marco para acreditar la calidad de la gastronomía asturiana que se presentó avalada por sus profesionales y productos. Por los distintos pabellones del recinto de IFEMA se dejaron ver los mejores chefs, los cocineros mediáticos y los famosos aficionados a los fogones, que de todo hay, participando como ponentes, conferenciantes o jurados. Por la parte que nos toca, destacada fue la presencia de Tomy Estébanez, copropietario del restaurante El Padrino, que participó en el Concurso Nacional de Sumilleres y también en el de tiraje de cañas (en este, junto a otro finalista de Noreña y otro de El Entrego, Martín Galán, que resultó ganador); el premio otorgado a Coalla Gourmet, por la revista Club de Gourmets en la categoría de Mejor Tienda Gastronómica, siendo sus propietarios Ramón Coalla y su hijo Gonzalo los encargados de recogerlo; y el concurso 'En busca del Mejor Cachopo elaborado con Ternera Asturiana IGP', con nueve restaurantes asturianos entre los finalistas y en él se coronó como reina indiscutible María Busta, de Casa Eutimio, en Lastres.

Como novedad, el Salón de Gourmets, que también abarca las bebidas de calidad, acogió el certamen Evolution Spirits, sucesor del Gin Motive creado por la empresa gijonesa Fenicia, que dirige Iván de la Plata. Un foro de negocio centrado en destilados premium, con catas de ediciones exclusivas y por el que transitaron reconocidos bartenders, caso de Borja Cortina (Varsovia), que ofreció una de las charlas. Y no podía faltar la sidra, con más novedades. Una fue que el Llagar Cortina de Villaviciosa presentó una nueva sidra del hielo y otra, que el Llagar Castañón, de Quintueles, hizo lo propio con una bebida frizzante: XYZ.

Y, con la última clase magistral, celebrada este pasado viernes en el propio llagar, quedó cerrada la segunda edición de 'Destino Sidrero', promoción de Sidra Trabanco de la que han tomado parte alrededor de 50.000 personas. El premio gordo, un viaje a Bristol, fue a parar a manos del gijonés Luis López Pazos siendo muchos los afortunados que en las últimas seis semanas han podido disfrutar de esas clases con espicha incluida o de cenas en las sidrerías colaboradoras. Los últimos, Javier Sánchez, de La Felguera; Mar Marina Ruesga, de Gijón; Raúl Prado, de Oviedo; y Mónica García Marina, de Avilés.

El responsable del llagar, Samuel Trabanco y su hija Isabel, enóloga de la bodega, junto a David Fernández-Prada, de Gustatio, fueron los encargados de mostrar las instalaciones, explicar el proceso de elaboración y dirigir las catas que incluyeron, como primicia, la de la 'sidra sobre madre' que saldrá al mercado en quince días. Incluso, con el afán de formar a los consumidores, se mostraron sidras con defectos para saber diferenciarlas y así poder rechazarlas. La inglesa Samantha Chappell también se sumó al aprendizaje de cara a una trabajo sobre la sidra que prepara para su revista 'Paradise Asturias'.

Sobre callos sí que entienden un grupo de amigos, la mayoría relacionados con la hostelería, que desde hace siete años vienen retándose en busca de la mejor elaboración de este suculento plato. El desafío de esta séptima edición tuvo lugar en el complejo Bellavista, teniendo los comensales difícil la elección dado el alto nivel de los participantes. El Café Rice, de Villaviciosa, que ya había alcanzado podio en años anteriores, se alzó con el triunfo para alegría de su cocinera Clementina Peón.

Estar a la última y apuntarse a las nuevas tendencias ha figurado siempre entre las intenciones de los responsables del Hotel Abba Playa Gijón que dirige Daniel Martínez. De ahí que su gastropub 37TH haya sido preparado para evolucionar de la noche al día combinando los conceptos de ocio en un espacio totalmente cosmopolita y gastronómico. La presentación de este nuevo proyecto que cubre desde la gastronomía bistro hasta gins y coctelería y que goza de unas privilegiadas vistas a la playa de San Lorenzo tuvo lugar con la asistencia de destacadas personalidades.

Tendencia es, asimismo, la coctelería hecha con vermú, un plus sobre la preparación clásica, de la que se puede disfrutar las mañanas del fin de semana en la terraza del Carlingoal. Además, con aperitivo maridaje de recetas gastro de distintos países. Negroni, americano y dry martini se cuelan en la carta de este 'brunch' coordinado por el bartender Cristian Fernández, que está pendiente de su participación como finalista en el campeonato World Class España. Y en la vinatería Pica Pica, en el barrio de Laviada, fue el pintor Díaz de Orosia el invitado de honor y ello porque su propietario, Rubén Marqués, hermano de Deli, pareja del artista, ha renovado el local por su décimo aniversario y colgado una buena muestra de sus obras. Incluida una muy especial en la que se refleja el trabajo en la mina, ya que los Marqués, naturales de Tuilla, siempre trabajaron en el Pozo Mosquitera. Mientras, su madre, Adelina González 'La Baragaña', es una gran figura de la canción asturiana, habiendo sido campeona del concurso de tonada de EL COMERCIO en el año 1979.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate