Amaia Salamanca zanja la polémica sobre su delgadez

La actriz está harta de las críticas sobre su aspecto físico: «No soy anoréxica. Estoy trabajando mucho»

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La críticas a Amaia Salamanca por su aspecto físico tienen harta a la actriz. A pesar de que ha intentado acallar los rumores que señalaban que padece un trastorno alimenticio, las críticas no han cesado y por eso ha tomado la decisión de zanjar de una vez por todas la polémica sobre su delgadez.

Estas fueron las palabras de Amaia Salamanca durante su aparición en 'El Hormiguero' acerca de su figura: «Se debe un poco a dos meses de mucho trabajo, de dormir muy poco y de compaginarlo también con la serie. Luego, por supuesto, también lo de casa, familia y todo eso».

La actriz no ha parado en estos últimos meses, motivo por el cual ha adelgazado. Sin embargo, ha sido su papel de Electra para la obra de teatro de «La Orestíada», representada en la última edición del Festival de Mérida, lo que ha provocado que haya perdido peso: «El personaje del teatro me ha removido muchísimo, ha sido muy intenso. Los nervios me consumen y lo he pasado muy mal también por ir a Mérida y afrontar ese reto delante de 3.000 espectadores... Bueno, daba mucho miedo»

Durante la presentación de la nueva ficción de Antena 3, en la que da vida a una enfermera, también ha recalcado que: «En principio, los horarios de rodaje de la serie eran bastante buenos, porque eran de las siete de la mañana a las cuatro de la tarde. Tenía las tardes libres y fenomenal. Pero, esas tardes las utilicé para ensayar teatro, que consume muchísimo y remueve un montón. Así han sido mis dos meses de trabajo».

La madrileña no ha olvidado mencionar que no sufre anorexia, a la vez que ha hablado de la necesidad de evitar que este tipo de comentarios se hagan sobre famosos cuando no se tiene la certeza de que padezcan la enfermedad, ya que se trata de un tema muy serio: «Hay veces que se banaliza con estos temas. Se habla de anorexia o bulimia y son cosas muy serias. Ha sido puramente trabajo, realmente. Normalmente, entreno mucho y no he podido ni entrenar, porque no he tenido tiempo».

Aunque el tiempo de atención a los periodistas había terminado, Salamanca no quiso irse sin dejar claro que: «Por poner una foto, no puedes decir que es anorexia, no. No soy anoréxica. Estoy trabajando mucho, estoy con los niños... Es una etapa de mi vida en la que, de repente, estoy más consumida».

Te recomendamos

Fotos

Vídeos