Descorchen botellas, llega la fiesta de la sidra

El concejal de Cultura, Jesús Martínez, se animó a demostrar su habilidad escanciadora :: FOTOS: PAÑEDA./
El concejal de Cultura, Jesús Martínez, se animó a demostrar su habilidad escanciadora :: FOTOS: PAÑEDA.

Aunque este año se queda sin el tradicional chigre, la bebida que «más produce y consume» Gijón vuelve a ser el principal motivo de celebración

ANA SOLÍS

Litros y litros de sidra, miles de corchos, botellas vacías y muchos culinos. Veinticinco ediciones después, la Fiesta de la Sidra natural vuelve. La ciudad se prepara para acoger todo tipo de actividades en honor al producto estrella asturiano, la sidra. Desde el 19 al 27 de agosto, tendrá lugar esta tradicional cita que no podía faltar en el verano de Gijón. «Metrópoli, Semana Negra, Tsunami, Semana Grande... ya le tocaba el turno al Festival de la Sidra», manifestó Jesús Martínez, concejal de Cultura. Ya que este encuentro es uno de los más populares de la ciudad y de los que más gente reúne. Martínez explicó que Gijón, y los gijoneses, son quienes «más producen y más consumen, tanto que se podría considerar, pese a que muchos, seguramente, no piensen igual, la 'Capital de la Sidra'». Siempre con un único objetivo en mente: la superación. Es decir, batir una vez más su propio récord de escanciado colectivo en el 'gran día', el viernes 25. Día que se espera que una enorme marea de gente inunde la playa de Poniente para superar las más de 8.500 personas que se atrevieron en 2015 a levantar el brazo y echar un culín, al mismo tiempo. «Esperamos a las 8.564 personas más una», expresó Sánchez. Un propósito motivado también, por una buena causa. Los vasos diseñados especialmente para la ocasión por el ilustrador Juan Hernaz, que «ha sabido mezclar a la perfección lo clásico con la elegancia de la sidra», dijo Sánchez, son la clave. Por la venta de cada uno de ellos, se destinará un euro a la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) del Principado, para contribuir con la investigación y ayudar en la lucha contra esta enfermedad.

Un programa festivo con multitud de actividades no se olvida del Mercadín de la Sidra y la Manzana, que estará abierto todos los días ofreciendo al público una gran variedad de productos artesanales asturianos. Desde casadielles de manzana, diferentes variedades de sidra, miel y jabones hasta joyas artesanas hechas a mano de motivos sidreros. Lo que sí deja atrás es el tradicional chigre que dispensaba sidra a todos los visitantes en Poniente. «Al final eso te lo encuentras en cualquier fiesta de prau», dijo Jesús Martínez. «Además, es una iniciativa por parte de una empresa privada, que este año no se ha decidido a apostar por ella, pero que no se descarta que vuelva en los siguientes», continuó Teresa Sánchez, directora de festejos de Divertia. Como novedad, este año destaca el fotomatón, donde todo el mundo podrá llevarse un bonito recuerdo instantáneo de su paso por el festival, y, también, la realidad virtual, con la que todos podrán aprender a escanciar de forma interactiva. Todo ello, con el acompañamiento de la música clásica que podrán los 'Conciertos del Marqués', en la plaza del Marqués, organizados por Radio Kras. El sábado 26, también será jornada importante. Un karaoke popular animará la plaza Mayor con las canciones de siempre, las de chigre. Además, la degustación de los 23 llagueros participantes y la entrega del Premio Tonel de Oro, que este año es para César Agüera, gerente de Sidra Cabueñes. La fiesta acabará el domingo 27 con el resto de galardones, desde las 14 horas en la plaza Mayor. Nueve días de una Fiesta de Interés Turístico Regional, que pondrán «el broche de oro al verano», como señaló Amador Garcia, responsable de Laboral Kutxa, y que transmitirán, a base de culinos, la mayor de las alegrías, por las calles del centro.

Fotos

Vídeos