Diego Matamoros, destrozado al conocer que no es el padre de su hija

Diego Matamoros, destrozado al conocer que no es el padre de su hija

«La realidad es muy dura, me han quitado el futuro con ella, me lo han quitado todo»

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Diego Matamoros atraviesa un momento complicado tras despejar una duda que le llevaba rondando desde hace tiempo. Después de interponer una demanda de paternidad en los juzgados, el hijo de Kiko Matamoros ha confirmado que la niña que creía fruto de su relación con Tanit Grande no es su hija.

Así lo demuestran las pruebas de ADN que solicitó el juez y que suponen un punto y final de una truculenta historia de amor que terminó en engaños, decepciones y mentiras.

El pasado 1 de noviembre, a través de un correo electrónico del laboratorio donde tuvo que hacerse las pruebas, Diego se enteraba de que la niña no era su hija. «Lo peor del email fue ver la cara de mi hija muy sonriente en una foto. ¡Fíjate que todavía sigo llamándola mi hija!», decía a la revista 'Semana'.

Diego señala que él no es la única víctima de esto, sino que la pequeña de casi cuatro años también lo es. Además, expresaba que tenía la sensación de que no sabía con quien había estado viviendo, asegurando que había perdido su tiempo y su vida. «La realidad es muy dura, me han quitado el futuro con ella, me han quitado todo. El día de mañana me gustaría decirle que durante casi cuatro años fui su padre», explicaba.

Matamoros ha indicado que sí sabe quién es la persona con la que le engañó su expareja. Al parecer, según explica fue su padre quien lo averiguó. «Ante el juez, Tanit afirmó que, a medida que la niña crecía, le veía más parecido al otro hombre que a mí». Lo cierto es que la noticia de su no paternidad ha sido un duro golpe para el joven y ha necesitado ayuda de profesionales para sobrellevar la noticia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos