Ernesto de Hannover, hospitalizado tras la boda de su hijo Christian y Sassa de Osma

Ernesto de Hannover, hospitalizado tras la boda de su hijo Christian y Sassa de Osma
Ernesto de Hannover, tras asistir a la boda del príncipe alemán Christian de Hannover y la joven peruana Alessandra de Osma. / EFE

El príncipe alemán se sintió indispuesto y fue ingresado para someterse a un chequeo

EL COMERCIO y AGENCIASGijón

Ajenos a los vendavales de la política peruana, el príncipe Cristián de Hanóver y la exmodelo Alessandra de Osma se casaron el viernes en una iglesia católica de Lima. Tras una ceremonia que duró alrededor de una hora en la Iglesia de San Pedro, los novios salieron tomados de la mano mientras algunos transeúntes los saludaban y les deseaban felicidades. Tras el enlace, la pareja y sus invitados acudieron a un almuerzo en el Club Nacional.

Una cita que no olvidará el padre del novio, Ernesto de Hannover. Según publica ABC.es, el príncipe alemán tuvo que ser hospitalizado a lo largo de la tarde del viernes en la Clínica Delgado de Miraflores para someterse a un chequeo tras sentirse indispuesto. Al parecer, el origen de su malestar fue una intoxicación alimenticia.

Para esta boda real, las calles aledañas fueron cerradas por la policía al tránsito de vehículos y peatonal. La pareja, que había contraído matrimonio civil el año pasado en Londres, llegó a Lima a sellar su unión con una ceremonia religiosa, acompañada de familiares y amigos. La novia y abogada de 27 años ingresó al templo del brazo de su padre, el empresario peruano Felipe de Osma, mientras que el príncipe de 32 años lo hizo acompañado por su madre, Chantal Hochuli.

La novia vestía un traje del diseñador español Jorge Vázquez, cuya larga cola llevaba Alejandra de Hanóver, la media hermana del novio, quien es hija de Carolina de Mónaco y de Ernesto de Hanóver, el padre de Cristián que también estuvo presente en la boda. Ademas lució un diadema floral, una joya histórica que data del siglo XIX. Esta pieza ha sido usada por otras personalidades de la familia real alemana como Carolina de Mónaco y Chantal Hochuli, ex esposas de Ernesto de Hanóver. El diadema está elaborada en plata y oro con incrustaciones de cientos de diamantes con motivos florales (brotes, hojas, flores, ramas) como símbolo de lealtad, según destaco la prensa local.

Antes de llegar a la ceremonia religiosa, el príncipe Cristián sorprendió a los presentes al interrumpir su caminata para acercarse a saludar con un beso a una persona que se encontraba entre el público. A la ceremonia asistieron también el príncipe Pablo de Grecia y su hija Olympia, Antonius von Furstenberg, la diseñadora brasileña Andrea Dellal y la supermodelo británica Kate Moss, entre otros.

Temas

Lima, Perú

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos