La vida de lujo de Grace Mugabe, la derrocada primera dama de Zimbabue

La vida de lujo de Grace Mugabe, la derrocada primera dama de Zimbabue

Se convirtió en primera dama tras ser la mecanógrafa y la amante del dictador de Zimbabue

EL COMERCIOGijón

Grace Ntombizodwa Mugabe 52 años y es la segunda mujer de Robert Mugabe y, sobre todo, conocida por llevar un tren de vida lleno de lujos y despilfarros. El matrimonio y sus tres hijos llevan (o llevaban, ya que ahora han sido derrocados) gobernando Zimbabue durante más de 30 años, lo que les ha permitido llevar una vida llena de despilfarros, amaños, corrupción y lujos.

Nacida en Sudáfrica, se convirtió en primera dama de Zimbabue en 1996, tras casarse con el presidente Robert. La pareja se conoció cuando ella trabajaba como mecanógrafa en presidencia, época en la que se convirtió en su amante; tras oficializar su unión en una misa católica catalogada como «la boda del siglo» pasó a ser la segunda esposa del presidente. Ttuvieron tres hijos: Bona, Robert Peter Jr. y Chatunga.

Sin embargo, si por algo es conocida la primera dama de Zimbabue es por su alto nivel de vida, despilfarrando el dinero totalmente ajena a las penurias que padecía su pueblo, por su ambición política (se cree que quería ocupar el puesto de Robert) y por sus abusos de poder.

Apodada 'Gucci Grace' por su llamativo estilo de vida, su carácter caprichoso y su ambición política la convirtieron en una figura odiada en un país azotado por una grave crisis económica y por los abusos de poder del gobierno y fuera de éste.

Entre algunos de lo lujos de los que disfrutaba la mujer de Robert se encuentran los más de 3.000 pares de zapatos que posee (al estilo Imelda Marcos), que además tenían que estar perfectamente pulidos en todo momento, y los 100.000 euros que la zimbabuense se gastó en apenas dos horas de compras en París.

Las malas lenguas también aseguran que para llevar este alto nivel de vida Grace involucró a su familia en el comercio de diamantes de sangre. Según las filtraciones de Wikileaks, el matrimonio estaba ingresando millones de dólares gracias a la extracción ilegal de estas piedras preciosas.

Fue nombrada jefa del ala femenina del partido ZANU-PF en 2014 y estaba llamaba a ser la sustituta del exvicepresidente, Emmerson Mnangagwa.

Ahora, la actual intervención militar en Zimbabue pone fin a las aspiraciones políticas de la primera dama, que esperaba suceder a su marido tras las elecciones del año que viene.

La esposa de Mugabe está sujeta a sanciones por parte de la Unión Europea y Estados Unidos por su papel en el régimen de Mugabe. Además, tiene causas pendientes con la justicia sudafricana. Las últimas informaciones la sitúan en Namibia, país al que habría huido tras los acontecimientos de las últimas horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos