Instagram | Las comentadas reflexiones sobre la maternidad de Carme Chaparro

Carme Chaparro.
Carme Chaparro.

Los seguidores de la periodista de Cuatro aplauden su apasionada defensa del embarazo y la crianza de los hijos

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La maternidad y todo lo que conlleva es motivo de acalorados debates desde hace tiempo. Postulados como el de la periodista Samanta Villar, que sostiene que tener hijos supone «perder calidad de vida», choca con quienes tienen una visión mucho más optimista de los cambios que entraña convertirse en madre. La también periodista Carme Chaparro, presentadora de Noticias Cuatro, es una de esas voces.

Más información

La conocida periodista ha publicado en su cuenta personal de Instagram una fotografía realizada para la revista Jot Down hace cuatro años, cuando estaba embarazada de su segunda hija. Lo que ha llamado la atención a miles de usuarios de la red social no es la imagen, sino el comentario que la acompaña: «Cuando miras atrás piensas... "parece mentira que pudiera con todo". Ahora no sé si sería capaz. Pero lo somos. Y lo hacemos. Sin pensarlo. Sin dormir. Sin tener tiempo para nosotras ni para nuestras parejas. Llorando a veces de agotamiento. Hace 4 años estaba así, embarazada de mi segunda hija. Y pude. Como todas. Como todos. Con la inmensa suerte de tener una pareja maravillosa. Pero hoy sigo mirando atrás y pensando "¿cómo pude?"».

Miles de usuarios han aplaudido y comentado las reflexiones de Chaparro, que ya hace unos días hizo sus propias aportaciones a un debate que parece no tener fin. Esta vez estuvieron motivadas por los elogios dedicados a la modelo Sarah Stage, que publicó una fotografía en la que muestra un cuerpo escultural a pesar de estar embarazada de casi seis meses de su segundo hijo. A raíz de esa imagen, la periodista de Cuatro escribió en su blog un mensaje contundente que también ha sido muy aplaudido: «Dejemos de glorificar estos cuerpos irreales de mujeres embarazadas. O los cuerpos irreales de mujeres que acaban de dar a luz y parecen recién esculpidas por un Dios perfeccionista. Los embarazos no son así, de la misma manera que la talla 34 y un cuerpo firme, sin imperfecciones y con un culo respingón se da pocas veces de manera natural en la raza humana de sexo femenino».

Fotos

Vídeos