Kevin Spacey, acusado de racismo: «No daba la mano a los empleados negros»

Kevin Spacey, acusado de racismo: «No daba la mano a los empleados negros»

Blue, de 51 años, explicó que debido al «contrato de confidencialidad» que firmó durante los años que estuvo trabajando en el set, no pudo decir nada sobre la mala conducta por parte del actor

ELCOMERCIO.ES

El jefe de la empresa de seguridad que trabajaba en el set de la serie de Netflix «House of Cards», en la que el actor Kevin Spacey da vida al protagonista Frank Underwood, acusó a la desprestigiada estrella de Hollywood de racismo, según informó el diario británico «Daily Mail» el pasado lunes.

Earl Blue, jefe del Servicio de Protección VIP y veterano de la Marina, explicó a la citada publicación que en numerosas ocasiones el actor se negaba a saludar con un apretón de manos a los miembros del equipo que fuesen negros, y no solo eso, sino que en más de una ocasión le escuchó realizar comentarios racistas.

Blue, de 51 años, explicó que debido al «contrato de confidencialidad» que firmó durante los años que estuvo trabajando en el set, no pudo decir nada sobre el actor durante los cuatro años que duró la serie, sin embargo asegura que llegó «al punto en que mucha gente salió perjudicada por la actitud del actor». Blue dijo que el contrato con su compañía no fue renovado a pesar de no recibir quejas y que los representantes de Knight Takes King, la compañía que los contrató, les dijeron que estaban «muy contentos». Explicó al periódico que luego supo por medio de un gerente de producción que Spacey dijo en una conferencia telefónica que «ya no quería a ese negro en su set». Desde que perdió el trabajo en Netflix, Blue dijo que su compañía ha tenido problemas para encontrarle trabajo.

Spacey fue acusado a principios de este año de acoso sexual por parte de más de una docena de jóvenes actores masculinos, momento en el que la productora para la que trabajaba, Netflix, decidió prescindir de él, así como otras producciones. Iain Paterson, que fue productor de la serie en la que él era el protagonista, aseguró que el trabajo del actor era «insatisfactorio», sin embargo no quisor dar su opinión al respecto sobre las acusaciones realizadas por Blue.

Distintos medios británicos contactaron con Netflix, que no quisieron hacer ningún comentario al respecto, al igual que el mismo Spacey, que no respondió a las llamadas de los periodistas.

MÁS INFORMACIÓN EN ABC.es.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos