El Comercio

Las modelos musculosas llenan las pasarelas de Brasil

Una modelo, en la Sao Paulo Fashion Week. / SPFW
  • La Sao Paulo Fashion Week sube a escena cuerpos más atléticos y se aleja de la belleza esquelética

La delgadez aún es patrón de belleza. Pero el interés mundial por una vida más saludable se refleja en las semanas de la moda de Sao Paulo y Rio de Janeiro, donde la belleza esquelética ha dado lugar a cuerpos más atléticos en este año del Mundial de fútbol en Brasil. La nueva silueta ha llamado la atención en las pasarelas de la Sao Paulo Fashion Week, la mayor semana de la moda latinoamericana, realizada a principios de abril, y que ganó fuerza la semana pasada, con los desfiles de moda de playa del Fashion Rio, en la ciudad que acogerá en dos años los Juegos Olímpicos.

La genética puede ayudar a mantener el cuerpo delgado, pero para ganar músculo es preciso esforzarse. "Hoy en día hay una serie de modelos que se cuidan en extremo", ha destacado Alisson Chornak, responsable del departamento de scouting de la agencia Way Model, que selecciona maniquíes para participar en las semanas de la moda brasileñas.

Guisela Rhein, dueña de una de las barrigas más envidiadas de la temporada, optó por la práctica de deportes para mantenerse en forma. A los 27 años, con 1,78 de estatura y 53 kilos, dice que ama el voleibol y que en Nueva York, donde vive, su medio de transporte es la bicicleta. "Mis músculos son del deporte. Si no es algo exagerado, es bueno vender esa imagen. En general, todo el mundo se está cuidando más, hay una concienciación colectiva", explica Rhein, que como la top Giselle Bundchen y muchas otras supermodelos brasileñas es oriunda del sur de Brasil.