El Comercio

Este invierno deja caer tu abrigo

Off White.
Off White.
  • Mostrar los hombros no deja de ser tendencia con la llegada del mal tiempo. Ahora toca fingir que la cazadora o el plumífero se han resbalado hasta posarse en la mitad del brazo para ir a la última

La nueva propuesta que trae la moda para el otoño-invierno que se avecina tiene algo de esos cabellos aparentemente despeinados que, en realidad, son el resultado de un largo trabajo y una estantería repleta de productos capilares. La tendencia 'off the shoulders' o, lo que es lo mismo, dejar caer la chaqueta o el abrigo sobre los codos comparte esa apariencia 'effortless' pero se trata de un gesto estudiado que ya han secundado influyentes blogueras como la omnipresente Chiara Ferragni. A este detalle que marcará la diferencia en los 'outfits' de la próxima temporada –y que obviará el frío invernal– se han sumado también firmas de referencia como Balenciaga o Moschino y las imprescindibles marcas 'low cost' que se apuntan a cualquier bombardeo estilístico.

Sea cual sea la versión que el bolsillo permita vestirse, la idea tiene una puesta en práctica tan sencilla como colocarse la prenda y quitársela a medias. Es decir, hay que fingir que se ha resbalado hasta posarse en mitad del brazo. Ni más arriba ni más abajo. El gesto resta cierta comodidad al 'outfit' y, sobre todo, calor corporal aunque bajo la cazadora, el plumífero –mejor en rojo– o el abrigo al que se aplique la tendencia siempre debe haber ropa. Hombros al aire, sí, pero protegidos por un jersey de cuello alto si fuera necesario. Como ejemplo, el desfile de Dior, cuyas maniquís lucieron chaquetones rematados por cuello de pelo en posición 'off the shoulders' sobre blusas para minimizar los riesgos de catarro en caso de que alguien decidiera seguir sus pasos.

Porque, no se engañen, aún quedan ganas de verano pese a haber rescatado ya el paraguas del armario y esta última vuelta de tuerca que proponen las grandes casas de moda no es más que la adaptación invernal del escote Bardot que tanta piel ha hecho enseñar en los últimos meses. Los meteorólogos no dan ya mucho margen de uso a blusas y vestidos con este corte, pero el clima de oficina permite sacar partido a estas prendas unas pocas semanas más. Un truco para que el cambio de estación resulte más soportable pasa por superponer piezas y, en este caso, la mejor combinación consiste en enfundarse una camiseta blanca bajo la prenda 'off the shoulders'. Maison Margiela ya experimentaba con esta idea al mezclar un vestido largo sobre una camiseta de manga francesa en su último desfile aunque otro asunto será que su propuesta traspase el ámbito de las pasarelas.

La caída del termómetro anima también a vestir estas piezas por dentro de un pantalón vaquero o de una falda 'lápiz' –silueta que repite entre los aciertos seguros para la próxima temporada– y rematar el estilismo con alguna pequeña joya. Un recogido en el pelo, si supera la media melena, como una coleta alta para lucir cuello y hombros hará el 'outfit' aún más sofisticado.

Temas