Cristina Piaget, una top que quiere ser asnoterapeuta

Cristina Piaget, una top que quiere ser asnoterapeuta

La exmodelo da un nuevo giro profesional a su vida. En el amor sigue sola. «A Sean Penn le hice la cobra», asegura

ARANTZA FURUNDARENA

Ha escuchado toda su vida «Eres más terca que una burra». Y se reconoce cabezota. Pero nunca imaginó que los burros le abrirían un universo de posibilidades. A sus 48 años, esta 'top' de los 90, ex musa de Paco Rabanne, ha vuelto a dar una nueva vuelta de tuerca a su vida para reinventarse, ahora, como 'asnoterapeuta' en Ibiza, a partir de la raza autóctona del asno balear. «El burro es un inductor de endorfinas, está demostrado científicamente -asegura-, es menos arriesgado que montar un caballo, porque ante un peligro en lugar de echar a correr frena en seco, y es mucho más inteligente que una vaca».

No es la primera vez que la hija del actor jerezano Paul Piaget (doble de Charlton Heston en 'El Cid') explora nuevas alternativas. Cuando se quedó embarazada en Ibiza decidió emigrar al campo castellano. «El padre de mi hijo no se hizo cargo y, como los niños vienen sin manual, pensé que lo mejor para centrarme en su crianza era vivir en plena naturaleza». Se instaló en Piedralaves, un pueblo de Ávila situado en la sierra de Gredos. «De 'top model' internacional a ermitaña budista», llegó a publicar un periódico. Pero ella lo desmiente. «No me fui de ermitaña. Estuve trabajando en una profesión que no está remunerada. Fui una trabajadora social, dedicada a aportar a la sociedad personitas conectadas con la naturaleza que van a ofrecer lo mejor».

La experiencia fue muy dura. La recta final del embarazo la pasó reformando una casa en ruinas. «Pero luego llegó Paul David, mi hijo, y lo malo quedó atrás. Esos años -rememora la modelo- los recuerdo volcada en él: que camine descalzo, note las piedras y haga las conexiones neurológicas que se hacen a través de los pies... Leí mucho sobre pedagogías alternativas (Waldorf, Montessori), aunque al final el niño acabó en un colegio concertado católico».

Hace dos años, decidió volver a Madrid. «De Piedralaves a Lavapiés, parece un palíndromo», bromea... Su hijo, que ya tiene seis años, hubiera preferido permanecer en el campo, pero Piaget necesitaba explorar su faceta como actriz. Actualmente combina su formación con el dramaturgo Sanchis Sinisterra junto a un proyecto de teatro social donde prepara la adaptación de 'La mutilada', de Tennessee Williams. A ello se suma su nueva faceta como 'asnoterapeuta'... «Siempre he veraneado en Ibiza, así que tenía amigos en la Asociación del Asno Balear (asnobalearibiza.org), dedicada a preservar una raza autóctona en peligro de extinción. Ellos me han convencido. Cuando viví en el pueblo saqué el certificado de yoga para niños y ejercí en el colegio de mi hijo. Ahora voy a sacar la titulación de asnoterapeuta en Alicante, es una oportunidad de crecer en el campo de la educación infantil».

«Algún día me hartaré»

Los beneficios que proporciona el burro son infinitos cuando los enumera Piaget... «Son perfectos para terapias con niños autistas y con síndrome de Down. También realizan un desbroce natural que contribuye a mejorar el ecosistema y a evitar incendios», explica. Las terapias se realizarán en Ibiza de mayo a octubre, y da la casualidad de que el padre del hijo de la modelo reside también en la isla. «Ese tema está en el aire, vamos a ver qué pasa -ataja ella-. Hasta la fecha no he recibido apoyo de ningún tipo. Yo he sido muy discreta pero algún día me hartaré y dejaré de ocultar su identidad porque estamos en el siglo XXI y si soy capaz de denunciar injusticias contra las mujeres tengo que empezar por poner orden en mi propia casa».

Ahora mismo no hay espacio en la vida de Cristina Piaget para una pareja. «Quiero transformar cosas de mí, cuando esté más calmada podré dedicarle a una relación la energía que requiere». Sí tiene la modelo muy buenos amigos... «Grandísimos, hermosos y bellos amigos que no tienen ni derecho a un mísero beso, pobrecitos míos, y que me aguantan lo indecible». Lo que busca Piaget es «compartir y trascender» con una pareja y eso no es fácil. «Así que mientras llega -advierte- prefiero no malvenderme». Esto quizás explique su actitud con Sean Penn cuando lo conoció hace cuatro años... «Sean es muy divertido, una gran persona. Y sí, me tiró los tejos, pero yo le hice la cobra y seguimos tan amigos. Es que pensé: si me enrollo con este hombre estoy pillada para toda la vida».

Temas

Moda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos