La nueva vida de Indhira tras su polémico paso por 'Gran Hermano'

Harta de sus aventuras y de realizar bolos por discotecas, la gran hermana quiso empezar de cero fuera de España

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Tras su polémico paso por televisión, Indhira Kalvani decidió dar un giro de 180 grados a su vida. Siete años después de que la joven participase en 'Gran Hermano 11' y posteriormente intentase encontrar el amor en 'Mujeres y Hombres y Viceversa' (sin suerte), no quiere volver a las cámaras.

En su edición del reality de Telecinco pasó de todo. Protagonizó numerosos enfrentamientos, de hecho fue expulsada por arrojar un vaso de agua a otra concursante, la bilbaína Carolina Lavín. También se dejó llevar por la pasión con Arturo Requejo, con quien protagonizó unas escenas antológicas de lo más ardientes del programa.

Harta de sus aventuras y de realizar bolos por discotecas, la gran hermana quiso empezar de cero fuera de España, con la intención de perfeccionar su inglés y aprender nuevos idiomas. Pasó dos años en Reino Unido y luego otro en Suiza.

En verano de 2013, trabajó en una franquicia de Kentuky Fried Chicken (KFC) en Bournemouth y también se la pudo ver en el extranjero trabajando en discotecas como azafata de marcas de bebidas, como de Ballentine’s y Heineken.

Indhira Kalvani reapareció en 'Convénzeme', programa que presenta Mercedes Milá, y reveló que ahora trabaja en la tienda de Swarovski aeropuerto de Málaga y que es vegetariana, pero no dio más detalles sobre su vida lejos de las cámaras.

Más

Fotos

Vídeos