¿Qué rédito va a sacar Ada Colau de su confesión en 'Sálvame'?

Jorge Javier Vázquez entrevistó el sábado a la alcaldesa de Barcelona en su programa de Telecinco./MEDIASET
Jorge Javier Vázquez entrevistó el sábado a la alcaldesa de Barcelona en su programa de Telecinco. / MEDIASET

La alcaldesa de Barcelona contó a Jorge Javier que tuvo una novia italiana. Tres expertos en comunicación política analizan los efectos electorales de sus palabras

YOLANDA VEIGA

Casi 1,4 millones de espectadores vieron el sábado a Ada Colau en 'Sálvame'. Horas después, media España sabía que la alcaldesa de Barcelona había tenido novia. Se lo contó a Jorge Javier Vázquez su inesperada invitada, que relató con naturalidad que hace años mantuvo una relación importante con una chica italiana. La alcaldesa de Barcelona contó muchas más cosas pero de esas ya no se acuerda nadie, ni los que la vieron en el programa de Telecinco. Asegura la dirigente de Barcelona en Comú que lo contó porque le salió «de forma natural», aunque la naturalidad siempre sea una cualidad un poco bajo sospecha en el mundo de la política. Tres expertos en comunicación política analizan el objetivo, si lo hubo, y el efecto de la confesión de bisexualidad de Ada Colau.

Miguel Ángel Rodríguez «Humaniza al personaje»

«El partido de Ada Colau y sus confluencias siempre se han caracterizado por ser unos magos en el uso de los medios de comunicación y las redes sociales, en ese sentido nos han dado una clase magistral, sobre todo en sus inicios. La alcaldesa de Barcelona tiene más que ganar que que perder. Contar que tuvo novia le puede granjear la simpatía de la gente próxima al colectivo LGTB y los que son tan retrógrados como para que les parezca mal que saliera con una chica no la iban a votar de todos modos. Contar algo así en un programa de entretenimiento humaniza al personaje, y en este momento en el que el proceso independentista ha dejado un poco descabezado el liderazgo de la izquierda un gesto como el suyo le hace erigirse no solo en líder político sino humano. Es bueno para ella porque, además, nunca ha mostrado su lado humano y porque precisamente a cuenta de unas imágenes en el homenaje a las víctimas del atentado de Barcelona en las que salía sonriendo se le tachó de inhumana. Colau fue a 'Sálvame' a contar lo de la novia, porque cuando uno va a un programa así lleva una agenda clara de temas. No fue una confesión gratuita ni fortuita», valora Miguel Ángel Rodríguez, de la firma 3aww.

Pau Canaletas «Fue fortuito, no hay cálculo electoral detrás»

«Si fuera candidata o se jugara mucho todavía... pero no, en este caso no hay cálculo electoral detrás de sus palabras. Creo que fue una confesión fortuita y que no estaba en la estrategia de estas elecciones, no creo que fuera algo premeditado. Surgió el tema durante la entrevista y no descarto que ella quisiera contarlo para normalizarlo, pero sin intencionalidad política. Es de las primeras veces que un político habla con tanta naturalidad de su condición sexual, y eso es algo novedoso en España, llama mucho la atención. Ella, al poner sobre la mesa un tema así lo que hace es normalizar algo que está en la calle. Y el hecho de que sus palabras hayan tenido tanta repercusión, que la gente le esté dando tantas vueltas, evidencia que igual hacía falta poner el foco en este tema. Lo que sí es seguro es que Ada Colau quería ir a uno de estos programas porque hay un público que no sigue la actualidad política. Y el político tiene que dirigirse a los espacios donde está la gente», advierte Pau Canaletas, experto en marketing electoral.

David Redoli «Es difícil interpretarlo de otra manera que como estrategia política»

«Se puede especular mucho, pero que lo haya revelado en campaña electoral hace muy difícil que se pueda interpretar de otra manera que como estrategia política. Y si no quería que se viera así, que lo hubiera contado en otro momento porque el contexto determina y hay gente que interpreta que ha hecho un uso un poco aprovechado de su condición sexual. Su electorado es progresista así que sus palabras solo van a ahuyentar al votante conservador. Colau lo que ha hecho es normalizar prácticas sexuales que son normales pero que están estigmatizadas. Y ha conseguido otra cosa: atraer el foco mediático y que llevemos dos días hablando de ella. Sobre qué efectos va a tener que fuera a un programa como 'Sálvame'... no mucho, ya que nos hemos acostumbrado a ver a los políticos en 'El Hormiguero', en la casa de Bertín Osborne... Jorge Javier no le hizo tampoco una entrevista morbosa, cuando llevan a alguien serio a 'Sálvame' ellos se ponen también más serios. ¿Y cuánta gente sabe que eso lo dijo Ada Colau en 'Sálvame'? Pues poca porque lo han replicado tantos medios...», opina David Redoli, presidente de la Asociación de Comunicación Política.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos