Silvia Jato: «No es fácil callarte tus opiniones»

Silvia Jato: «No es fácil callarte tus opiniones»

Silvia Jato toma por segundo verano consecutivo lasriendas de ‘La Mañana’ de TVE. El año pasado sustituyó a Mariló Montero y este a María Casado. «Con Mariló había más política»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

A Silvia Jato (Lugo, 1971) solo le falta en su currículum televisivo presentar un informativo. Después de más de 25 años delante de los focos, ha conducido espacios de entretenimiento, concursos y hasta galas en Telecinco, Cuatro, Antena 3 o TVG, entre otras. El pasado lunes regresó a TVE para hacerse cargo de ‘La Mañana’ de TVE (lunes a viernes, a partir de las 10.05 horas) como ya ocurrió el año pasado, cuando sustituyó a Mariló Montero por sus vacaciones. Ahora hace lo propio, pero recoge el testigo de María Casado.

¿Es fácil subir en marcha al tren?

– Es muy complicado, tienes mucha responsabilidad y creo que es de las cosas más difíciles para un presentador. Son trenes que ya llevan su ritmo, que tienen su forma de trabajo, y llegar en poco tiempo y hacerlo de una manera diferente no es sencillo. Hay que adaptarse y defenderlo a capa y espada. Pero estoy contenta, sé cómo trabaja este equipo porque ya lo conocía. La clave es poner de tu parte y dejarte llevar.

El primer día ya se enfrentó a varios casos difíciles, el de Juana Rivas y la pequeña Lucía.

– Pero nada supera a lo del año pasado, fue tremendo. Estábamos entre el ‘no Gobierno’ o ‘sí Gobierno’, la desaparición de Diana Quer, las Olimpiadas, el terremoto de Italia, el atentado yihadista de Niza… Siempre he tenido un puntito de inconsciencia, y creo que es lo que me ayuda a seguir.

Antes los matinales veraniegos tenían hasta desfiles de moda.

– Ahora todo es más serio, se apuesta más por la actualidad. Son decisiones que se toman y creo que es lo que la gente pide, información, además de entretenimiento. Nosotros damos esa información, también de salud, que es algo que demanda mucha gente, y temas del corazón, que se intentan tratar de la forma más respetuosa posible.

¿La dirección le ha dejado hacer cambios?

– Estás haciendo una sustitución y es complicado; no eres tampoco un ser invisible, pero es difícil. En verano unos se van y otros entran y el programa no se va a adaptar a ti, pero es un formato bien estructurado.

En 2016 tomó el testigo de Mariló Montero y ahora el de María Casado.

– Con Mariló se tocaban otros temas en la mesa de actualidad, más política, y ahora esos temas se tocan más en ‘Los Desayunos’. También hay más corazón en esta nueva etapa. Hay diferencias, por supuesto.

Como presentadora, ¿cuesta ser imparcial al dar una información?

– Estoy intentando mantenerme en la imparcialidad porque es mi cometido, pero no es fácil callarte tus opiniones, sobre todo en un caso como el de Juana Rivas. Lo que no deja lugar a dudas es que hay que defender a las mujeres que sufren maltrato, y estar a favor del bienestar de los niños. Pero tampoco te puedes meter en esos procesos, porque no sabes, no eres quién para ello. En este sentido, hay que apoyarse en los tertulianos de la mesa, un presentador se debe limitar a conducir.

Alguna escapada

Lleva más de dos décadas en la tele, solo le queda presentar un informativo.

– (Risas) Eso lo dije una vez de broma, pero es cierto. Y me encantaría, te lo digo de verdad, pero esa decisión no está a mi alcance.

Viene de la televisión gallega, ¿qué tal la experiencia?

– A mí me encanta hacer tele en mi tierra. Además, hablo mi idioma de origen, el gallego. Somos como los toros, al fin y al cabo, con el paso del tiempo tiramos a toriles. En TVG fueron mis inicios, me dieron la oportunidad de conocer este medio tan maravilloso. Lo importante es comunicar, a doscientas personas o a veinte, da igual.

¿Se siente profeta en su tierra?

– Unas veces sí y otras no… ¡Contestación gallega!

TVE busca presentadora para ‘Operación Triunfo’.

– Estaría encantada, es un programa dinámico, alegre y protagonizado por gente que quiere abrirse camino. Pero me temo que tiene ya muchos ‘novios y novias’.

Pasará el verano en Madrid. ¿Hay tiempo para alguna escapada?

– El verano se presenta muy chulo. Mi comadre y sus ahijadas están pasando unos días maravillosos conmigo y mis hijos aquí, en Madrid. El mes se va muy rápido, pero intentaremos hacer alguna escapadita a la playa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos