Tonada en la cima del picu Urriellu

Carlos Alonso, el guía Javier Brandi y Adolfo Uría, en la cima del picu Urriellu. :: E. C./
Carlos Alonso, el guía Javier Brandi y Adolfo Uría, en la cima del picu Urriellu. :: E. C.

Dos amigos escalan la emblemática montaña para tocar la gaita y cantar un tema propio mientras se graban

LAURA SAIZ

Dicen que en cada rincón del mundo hay un asturiano. Y para dos amigos como Carlos Alonso (Cangas del Narcea) y Alfonso Uría (Cangas de Onís) no hace falta decir más. Ambos comparten una pasión por la música y la cultura asturianas, así como por la montaña, y, si se junta todo y se les suma a ellos en la operación, el resultado termina siendo un concierto en la cima de uno de los picos más famosos de Asturias: el Urriellu, que además grabaron y subieron a las redes.

A estos intrépidos aventureros, que tocan la gaita y cantan tonada, les gusta «aprovechar cada visita a un sitio emblemático para dejar huella». Y, aunque pueda parecer que ascender 2.000 metros solo para ofrecer un recital sin más público que el virtual puede ocultar motivos reivindicativos o ser una 'locura' llevada a cabo para ser tendencia por unas horas, lo cierto es que Alonso y Uría solo lo han hecho por diversión y «para que la gente que está fuera de Asturias lo vea». Eso sí: no va dedicado exclusivamente a aquellos que están lejos de la 'tierrina', sino a cualquiera al que le guste disfrutar al mismo tiempo del arte y de la naturaleza.

El gaitero Carlos Alonso reconoce que tocar la gaita en el Urriellu «no es una práctica muy habitual», pero también admite que de lo que «se trata es de llamar la atención». Aquí no hay parné de por medio, asegura, solo afición y pasión.

Y lo cierto es que los parajes que les proporciona Asturias para desarrollar estos conciertos privilegiados son numerosos y susceptibles de convertirse en una fuente constante de inspiración. De hecho, no es la primera vez que esta pareja de amigos se lanza al monte para hacer sonar la gaita y cantar una tonada. Ya habían elegido antes en los Picos de Europa, a donde ascendieron para tocar y donde llegaron a grabar un videoclip «que se hizo viral», cuenta Alonso. Y tampoco la elección del escenario, en este caso, fue aleatoria. Eligieron el Urriellu porque es un lugar señero en la región.

Pero no solo suben para tocar, sino que también componen expresamente temas para interpretar en plena naturaleza. Y eso fue lo que demostraron esta vez en el Naranjo de Bulnes, donde interpretaron, 'De la cima del Urriellu', obra compuesta por el propio Uría.

En la travesía les acompañó el guía Javier Brandi, pues la subida no es tarea sencilla y más si los conocimientos necesarios para afrontarla son los básicos. Aún así, este par cumplió el reto. Ellos, con la tonada por bandera, llegaron a la cima donde ya se han celebrado bodas y a la que ha ascendido una niña de cinco años. El Urriellu está de moda.

Fotos

Vídeos