10.000 euros para la expulsión de estorninos durante su invernada

10.000 euros para la expulsión de estorninos durante su invernada

El contrato, que prevé el uso de «sistemas de sonidos de alarma», pretende «evitar las molestias que originan en el caso urbano»

I. VILLAR GIJÓN.

El Ayuntamiento ha sacado a licitación el contrato para el control de los dormideros de estorninos en la ciudad durante el periodo de invernada, que se prevé que dure de octubre a marzo del próximo año. El coste estimado de estos servicios es de 10.400 euros. Las actuaciones se llevarán a cabo en parques, zonas verdes y otros espacios susceptibles de ser utilizados por esta especie como refugio durante los meses más fríos. «La finalidad es evitar las importantes molestias que originan en el casco urbano», señala el servicio municipal de Medio Ambiente.

El adjudicatario de este contrato deberá elaborar un censo inicial de la población de estorninos en los diferentes espacios de la ciudad y valorar sus ritmos de actividad «para valorar la ocupación y el procedimiento de control a seguir». Este censo se completará a lo largo de toda la invernada con otros de carácter mensual, para lograr así un adecuado seguimiento del plan de control de esta especie. El desplazamiento y expulsión de los estorninos fuera de los lugares utilizados como dormidero se hará «mediante un sistema de sonidos de alarma», medida que se apoyará «con otros sistemas o medios que estén debidamente contrastados y se condieren adecuados». Las actuaciones se intensificarán «en las zonas de elevado uso por los ciudadanos durante el día», así como en los lugares donde la presencia de estos animales «sea persistente y se requiera su desplazamiento». El responsable de estas tareas tendrá que hacer un seguimiento semanal de las zonas donde hayan sido expulsados y de otras susceptibles de ser ocupadas, «para evitar el posible asentamiento de nuevos grupos de individuos».

Recientemente se cerró la campaña de control de gaviotas patiamarillas, durante la que se recogieron 673 huevos y 577 pollos que estaban repartidos en 568 nidos a lo largo del casco urbano. Por otra parte, Emulsa prepara una campaña de concienciación para no dejar comida en las terrazas de hostelería que pueda atraer a estas aves.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos