1.038 gijoneses quieren sumarse a los 1.108 que ya disponen de la prestación

CH. T. GIJÓN.

Desde el pasado 24 de noviembre, 1.038 gijoneses esperan una respuesta. Quieren sumarse a los 1.108 que ya disponen de la prestación. De la renta social municipal que arrancó el pasado verano después de muchos tira y afloja entre Xixón sí Puede, el grupo impulsor, con Foro, que dirige el equipo de gobierno, y el resto de integrantes del pleno municipal. Al final, solo IU se sumó a una iniciativa dotada con 3,8 millones y que pretende que ningún gijonés viva con menos de 532 euros al mes.

No obstante, para recibir la prestación hay que tener, al menos, unos ingresos mínimos. Oscilan entre los 442,96 euros, si la persona vive sola, y los 682,14 euros, si se trata de familias de cuatro o más miembros. A partir de ahí, la Fundación Municipal de Servicios Sociales realiza un pago que lleva a garantizar ingresos mensuales entre los 665,64, para quien vive solo, y los 1.125 para familias de cuatro miembros o más en las que haya más de tres menores de 14 años.

Pago condicionado

Unos ingresos que llegan por dos líneas. La 1, para beneficiarios del salario social, y la 2, para quienes tienen ingresos laborales. Y unos ingresos que, además, se realizan mediante condiciones. El usuario lo recibe en una tarjeta de CaixaBank que solo puede utilizar en 256 comercios de la ciudad.

El límite también afecta a qué comprar. Con gastos limitados entre los 400 euros, para electrodomésticos o mobiliario, y los 70, para ropa, se permite comprar productos básicos. Queda prohibido utilizar la tarjeta en hostelería, ocio, música, telefonía o informática.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos