Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más Deportes

Ciclismo
El Discovery Channel abandona la competición al final de temporada y deja sin equipo a Rubiera y Noval
La empresa propietaria de la escuadra y su director deportivo abandonan la competición, una decisión que se tilda de «mazazo» a este deporte Al gijonés y al mierense, que ven complicado seguir como profesionales, les quedaba un año de contrato
11.08.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Discovery Channel abandona la competición al final de temporada y deja sin equipo a Rubiera y Noval
TIEMPOS FELICES. Noval, a la izquierda de Armstrong, y Rubiera, a su espalda, en el podio del Tour de Francia en 2005. / E. C.
Se va uno de los grandes y con su marcha del deporte de competición deja 'huérfano', de rebote, al ciclismo asturiano. El Discovery Channel abandona el ciclismo. También su director deportivo, Johan Bruyneel. La empresa texana Tailwind Sports, propietaria del equipo, dio ayer la sorpresa y anunció que abandona el deporte de la bicicleta. El Discovery -en el que militan dos asturianos, Chechu Rubiera y Benjamín Noval- desaparece tras una década plagada de éxitos.

Todo un mazazo para el ciclismo en general y un duro golpe para las aspiraciones de Rubiera y Noval, que se quedan colgados, sin equipo ni director deportivo para la próxima campaña.

El mánager general del equipo, Bill Stapleton, resumía ayer, después de conocerse la noticia, la historia del equipo en la competición. «Ha vivido diez años llenos de éxitos con el US Postal y después con el Discovery Channel como patrocinador. Podemos decir que se ha tratado del éxito más grande de una franquicia en la historia del deporte», explicaba Stapleton.

Discovery Channel había anunciado en febrero que dejaría de patrocinar al equipo ciclista del mismo nombre al término de la temporada 2007.

Bajo el nombre US Postal desde 1996 y Discovery Channel desde 2005, la formación ciclista de Tailwind Sports cuenta con un impresionante palmarés, sobre todo por las siete victorias de Lance Armstrong, en las que el gijonés Rubiera tuvo un papel destacado, en el Tour y el reciente éxito de Alberto Contador, que se proclamó campeón de la ronda gala en su última edición. También Contador se quedará sin equipo, aunque seguro que al madrileño le costará menos encontrar otra escuadra que a Rubiera o Noval.

El propio Rubiera se cuestionaba ayer su futuro en el ciclismo. Le quedaba, al igual que Noval, un año de contrato con el Discovery Channel. Tiene ya 34 años y no ve fácil que otro equipo le contrate. De hecho, reconocía ayer a EL COMERCIO, es consciente de que la desaparición de su equipo prácticamente será una retirada para él. Y anticipándose a lo que pueda suceder, apuntaba: «Me hubiera gustado dejar el ciclismo de otra manera».

Rubiera conocía la decisión desde el jueves por la noche, en Alemania, donde el gijonés participa en la ronda germana, y no dudaba en calificarla de «mazazo» para el ciclismo, un deporte que, auguró, «se va a poner muy negro». No en vano, el Unibet.com también lo deja. Y de nuevo otro afectado asturiano, Luis Pasamontes, sin equipo el año que viene. Otras once escuadras seguirán los pasos del Discovery y el Unibet.com. Un panorama complicado para un deporte salpicado por la lacra del dopaje que no atraviesa sus mejores momentos.

Persecución

También el gijonés se pronunciaba sobre esta cuestión. Sin cortapisas y en un tono inusualmente duro, Rubiera confesaba estar harto, cansado de que se trate a los ciclistas como «delincuentes, toxicómanos y unos parias de la sociedad». Al igual que la mayoría de sus compañeros de profesión, rechaza la criminalización a la que muchos consideran se ha sometido a este deporte. «En todos los gremios hay trampas », indicaba Rubiera, quien no termina de entender la persecución a la que están sometidos.

El veterano de los ciclistas profesionales asturianos, que tuvo un papel decisivo en los cuatro Tours de Armstrong, ve con cierto pesimismo su futuro y el del ciclismo, pero intenta sacar fuerzas de donde puede y terminar la temporada de la mejor manera posible. De momento, seguirá en la Vuelta a Alemania, donde tratará de «disfrutar» de la competición. Después, llegará la Vuelta a España, ronda en la que lo dará todo. Puede que la cita con la carrera española sea su última participación como corredor profesional.

El futuro del mierense Benjamín Noval, asimismo, está ahora marcado por la incertidumbre. Desde su punto de vista, va a ser «complicado» encontrar un nuevo equipo. Tanto es así que no descarta abandonar el ciclismo. «Si hay que ponerse a trabajar de otra cosa, lo haré», pronostica en el caso de que su búsqueda de escuadra resulte infructuosa. Mientras se clarifica su situación, Noval sigue entrenando, preparándose para la Vuelta. «Hay que aceptarlo así», asume.

Ajeno quizás a los dramas particulares de los ciclistas que quedan sin equipo, que pasan a engrosar las listas del paro, el director del Discovery, Johan Bruyneel, argumentaba en una cadena de televisión belga sus motivos para dejar la dirección deportiva.

«He conseguido en este deporte todo lo que podía lograr. Siempre he dicho que me quería retirar en la cumbre y creo que es el momento», expuso Bruyneel.

Y las reacciones a la desaparición del equipo más laureado de la última década tampoco se hicieron esperar. El belga Eddy Merckx, vencedor de cinco Tours de Francia, cinco Giros de Italia y una Vuelta a España la calificó como «el enésimo mazazo que recibe el ciclismo».

«Este mundo es cada vez más pequeño. Hay que esperar tiempos mejores. Esperemos que lleguen pronto y que continúen nuevos inversores», declaró a Sporza.

Para el campeón belga Stijn Devolder, corredor del Discovery Channel la noticia es «una nueva catástrofe para el ciclismo».

«Pienso en aquellos que se van a quedar en la calle y no encontrarán trabajo. Es como una fábrica que cierra. Las plazas están caras en el medio y no es un buen momento para buscar trabajo», reconoció Devolder.
Vocento
SarenetRSS