Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más Deportes

Ciclismo
De la mano del veterano
Esta semana se reparten los cetros. Para Chechu Rubiera, con cinco participaciones, es tiempo de reflexión. «Samuel está en condiciones de conseguir el maillot arcoiris»
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
De la mano del veterano
EN CASA. Chechu Rubiera descansa tras la Vuelta a la espera de conocer su futuro. / PABLO NOSTI
Casi agotado el calendario, exhaustos los ciclistas, esta semana se reparten los cetros mundiales. Cuando las fuerzas escasean en el pelotón, cuando algunos de los mejores, agotados, directamente han optado por las vacaciones, Samuel Sánchez sigue sudando, poniendo gotas de su buen año. Acondicionó su físico, fornidas las piernas, para apuntar alto en el tramo final de la Vuelta a España, uno de sus picos de forma. Caliente anduvo el ovetense en la ronda -tres etapas y podio en Madrid- y caliente espera andar en Stuttgart este próximo domingo.

Para el gijonés Chechu Rubiera, en cambio, es tiempo de reflexión, pausa necesaria para analizar su futuro -sobre la mesa tiene una oferta para continuar un año más- , pero también para revisar apuntes, notas que hablan de cómo se van a desarrollar los Mundiales de Stuttgart. «La clave es no moverse hasta las últimas dos vueltas». No lo dice cualquiera. Lo dice el ciclista asturiano con más citas mundialistas a sus espaldas: cinco.

El bolígrafo escribe -«tenemos muchas opciones con Freire, Valverde, si finalmente obtiene el visto bueno, y, sobre todo, Samuel, que demostró ser el corredor más fuerte en la Vuelta en los últimos días y que está en condiciones de conseguir el maillot arcoiris»-; interroga -«España e Italia tienen la responsabilidad de controlar la carrera porque son los mejores equipos, pero, luego, individualmente, hay muy buenos corredores en Francia, Alemania y Rusia-»; y tacha -«después de 250 kilómetros, no se gana de casualidad, sino porque estás muy bien»-.

Muchas cosas para un único día, «en el que lo normal es que todo se decida en los dos últimos giros». A Chechu Rubiera se le da tan bien peladear como responder. «¿La clave? Todo lo que sea moverse antes de tiempo y gastar fuerzas resulta decisivo para llegar al tramo final con posibilidades de victoria», dice el aún ciclista del Discovery Channel, que repone fuerzas en su casa de Baldornón.

«Con afán de victoria»

Hay muchos que no creen que sea un año para olvidar. Que se lo digan a Samuel Sánchez, por ejemplo. Que se lo pregunten a los aficionados que disfrutaron en las cunetas o desde el sofá por televisión. El ciclista del Euskaltel «es un corredor muy competitivo, con mucho afán de victoria, lo que no deja de ser bueno», asegura Rubiera. «Llegó un poco corto de forma a la Vuelta, pero lo bastante como para acabar en el podio y con mucho margen para llegar bien al Mundial», añade.

Chechu Rubiera representa la imagen de hombre de equipo. Se marchó del Kelme al US Postal buscando un mejor futuro y nuevas experiencias, y se convirtió en el escudero de confianza del americano Lance Armstrong. Él mejor que nadie sabe de 'gallos' -«podemos hablar de tres, pero también de otros corredores de gran nivel que lo van a dar todo por el equipo, como Barredo -el otro asturiano de la selección de Paco Antequera-, que está en un gran momento, y 'Triqui' Beltrán»- y compañeros, «ciclistas para los que va a ser muy difícil estar en el podio, pero que no van a escatimar esfuerzos en ayudar».

El título más importante

El domingo los ciclistas se juegan en Stuttgart el título oficial más importante de la temporada. «Según lo que vi en mis años y éste no creo que sea diferente, será una carrera dura, selectiva, en la que la gente que aguante y llegue bien al final tendrá más opciones», adelanta el gijonés. «Es fundamental no desgastarse y organizarse bien para que el trabajo sea escalonado y los 'gallos' queden al final», explica. «Lo que no vamos a permitir es que la carrera se nos vaya de las manos y luego haya que trabajar con todos los efectivos. Si hay que poner a Samuel y Valverde antes de tiempo, es lógico que perdamos opciones», advierte.

El portador del jersey arcoiris no suele coincidir con el mejor ciclista del mundo, que se mide por otros baremos. Samuel Sánchez se mostró el año pasado como un kamikaze tomando curvas para conducir a Alejandro Valverde hacia una opción de oro, que quedó en bronce, en el Mundial de ciclismo. No fue egoísta, sino que, según Chechu Rubiera, «demostró que no escatimaría esfuerzos en ayudar si otros son los que tienen opciones».

Un año después, las circunstancias son otras. «Entonces ya se dio cuenta de que él y Freire tienen más opciones», apunta el ciclista del Discovery, que, pese al adiós del equipo, sigue «con la idea de correr un año más si el mercado lo permite».
Vocento
SarenetRSS